THE FURIES

gore y mutilaciones al extremo

Israel Yerena

Cabezas decapitadas, dedos mutilados, piel lacerada, ojos extirpados y efectos prácticos son la perfecta combinación para los amantes del gore clásico. En este aspecto, The Furies no los defraudará.

Varias mujeres son secuestradas y liberadas en un terreno hostil y desconocido. Todas ellas serán perseguidas por los más retorcidos y sádicos psicópatas, quienes les infligirán las más terribles torturas.

The Furies es una cinta que llamó la atención desde que liberó sus primeras imágenes en 2019, además de prometer una trama sanguinaria y una buena cantidad de gore hecho con efectos prácticos. Todo esto apuntaba a una película que saciaría la sed de los amantes de la sangre y el dolor.

La película cumple con esto último, y cumple bastante bien, pues a lo largo de su poco más de una hora presenta diversas escenas bastante explícitas y dolorosas de mirar. Y aunque no es lo más violento en el cine de terror, contiene algunos asesinatos bastantes originales y que seguramente serán escenas memorables en el género.

Si a esto sumamos que el diseño y el comportamiento de los psicópatas son dos elementos que rozan lo turbio, entonces The Furies es una obra indispensable para quienes adoran mirar la destrucción del cuerpo humano.

Sin embargo, la película también cuenta con un grave, muy grave error: su historia. Así, su trama no sólo es confusa por momentos, sino que incluso llega a ciertos sin sentidos en sus momentos finales. Parte de esto se debe a que busca generar un mayor asombro del que debe a través de giros de tuerca que parecen o bien innecesarios o bien mal fundamentados.

Por ello, aunque The Furies es un buen producto gore que cumple con la parte explícita, desgraciadamente flaquea bastante en su historia. Aun así es un gran producto para quienes únicamente busquen saciar su sed de sangre con un buen gore.

**

****

Carlos Israel Yerena Cruz

Egresado de la carrera de Comunicación de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. 

Contribuyente de la revista electrónica “Encuadres”, escribiendo reseñas y noticias acerca del género de terror.

Titulado mediante la tesis “La masacre de Texas: del asesino histórico al fílmico”.

Amante de los temas tabúes, lo retorcido y lo bizarro, desde muy temprana edad -cuando apenas era un pequeño Ghoul– encontró en el género de terror un refugió en el cual depositar y liberar todos aquellos deseos perversos que crecen hasta en la mente más pura. Sin importar la vertiente, ya sea literaria o cinematográfica, el horror es un género que lo ha sumergido en un mundo que le ha enseñado que, a veces, la belleza más extrema se encuentra en las obras más grotescas.

De estómago curtido principalmente por los filmes slashersel género de horror también le ha demostrado que la mente y la naturaleza del ser humano son, quizá, las fronteras más lejanas y oscuras que nunca terminarán de ser exploradas, pero que piden a gritos que alguien se adentre en ellas. En la literatura, gracias a Lovecraft, ha aprendido que, aunque sea en unas cuantas páginas y en breves oraciones –escritas a veces por las mentes más solitarias e incomprendidas se alberga el horror más profundo de todos, aquel para el que ni siquiera se han creado las palabras ni ojos que sean dignos de describirlo.

¡! ¡Cthulhu fhtagn!

https://www.facebook.com/DeMonstermash/

https://twitter.com/DeMonstermash

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.