EL UNIVERSO DE LOS SUSTOS

un breve acercamiento a Sustos ocultos de Frankelda

 

Lord Crawen

Era de noche. Los truenos resonaban afuera de mi hogar. El viento revoloteaba y, silbando fuertemente, atemorizaba mis sentidos conforme avanzaba mi lectura nocturna (con ayuda de una lámpara) de Frankenstein de Mary Shelley. Desde muy pequeño tuve el cariño y confort de estos seres a los que la humanidad suele llamar monstruos. Nos enseñan a temerles, nos muestran sus múltiples formas y también nos enseñan la maldad de siquiera acercarnos a ellos.

Mas nunca nos enseñaron a temerle a los humanos.

Sustos ocultos de Frankelda es una maravillosa serie creada por un estudio mexicano y personas dedicadas al arte del stop motion, que muchos años atrás ha sido construido con base a hermosos escenarios (y en ocasiones tétricos y fantásticos) para los formatos visuales.

Desde el comienzo de la serie Frankelda se presenta como una escritora, acompañada de su fiel libro, en donde redacta sus más oscuros secretos y terrores, y nos da la bienvenida a lo que parece ser su morada eterna.

¿Qué nos cuenta Frankelda que nosotros, amantes del horror, ya no sepamos?

Nos habla de los sustos, pero no como un sentimiento. El susto es un ente que se encuentra muy cerca de nuestra inevitable humanidad, nos acerca a lo que queremos hacer pero no podemos o no queremos. El susto es sin duda una negatividad inequívoca del sentimiento humano. Vencerlo es la cuestión más complicada y, conforme avanza el tiempo, el susto crece, se vuelve miedo, terror o hasta fobia.

A temprana edad se nos presenta sin siquiera tener conciencia de ello. Si no sabemos tratar a los sustos, ellos se alimentan de nuestras mentes y nos ahogan lentamente hasta abandonar nuestros proyectos. Para Frankelda, estos sustos son tratados, en cada capítulo de la serie, como una forma inevitable de contrarrestarlos. Ella misma lo menciona: las historias con los peores finales son de las que más se aprende.

Existe un secreto cada vez que Frankelda cuenta una historia. Alertada por su libro mágico, le pide que deje de contar historias y nosotros de escucharla. Ella también tiene un susto; a pesar de ser un fantasma, ese sentimiento no la abandona.

La serie, descrita para niños, a quienes somos seguidores del terror y amantes de todo proyecto bien realizado, nos atrae visualmente con toda su parafernalia, guion y creatividad. Los diseños de los personajes son increíbles, el trasfondo de las historias y el magnífico final nos proporcionan a chicos y grandes una majestuosa visión de los sustos.

El stop motion es sin duda una de las mayores expresiones artísticas, debido a que todo lo relacionado para su creación es a través de muchas manos que deben diseñar todo tipo de elementos para cada personaje, crear fotografías y movimientos constantes para ejecutar tan solo un fotograma. Lo mejor de todo esto es que es un producto orgullosamente mexicano, por si se tenía duda del talento que existe en nuestro país.

Apostando a la serie, puedo decirles, amantes del horror, que quedarán enajenados con cada historia, cada letra. Inevitable no imaginar mil historias en el guion descrito, no querer dibujar nuevos personajes sobre el papel o plasmar en cualquier resina un nuevo ser.

La historia final de Frankelda es un claro ejemplo de lo que muchos artistas hemos pasado a través de los años, y no se diga más si un ser humano es del sexo femenino. La negación de los cánones descritos por algún humano irracional de que el horror no forma parte de una expresión artística ha cerrado las puertas a muchas personas; tanto, que muchos de ellos no son reconocidos por sus obras hasta que lo inevitable e irreversible cae sobre su mortal humanidad.

No se invierte mucho tiempo en descubrir tan hermoso trabajo, disfrutarlo una y otra vez con su familia y saber que en la oscuridad están los sustos, muy cerca, susurrando en nuestros oídos los más oscuros temores.

Sólo hay dos opciones: escucharlos y transformarlos en terror o escucharlos y hacerlos nuestros aliados. Elija sabiamente.

En lo que lo hace, acuda usted a su servicio de streaming de HBO Max y apoye a este bello talento mexicano. Frankelda los espera con los brazos fantasmales abiertos. Presten oídos a sus historias, puede que usted salga de esta experiencia enamorado de los horrores desconocidos. Aún hay mucho por descubrir, adéntrese en las sombras y deje que los sustos lo guíen para encontrar su propia fortaleza.

**

****

Jezreel Fuentes Franco (Lord Crawen) nació el 29 de junio de 1986 en la Ciudad de México. Estudió Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica en el Instituto Politécnico Nacional. Su pasión por la literatura y la música lo lleva a formar parte del taller de creación literaria impartido por el profesor Julián Castruita Morán y Alejandro Arzate Galván. Participante de Concursos Interpolitécnicos de Lectura en Voz Alta, Declamación, Cuento y Poesía. En 2014 es finalista del Concurso Interpolitécnico de Declamación. Participó en 4 obras de teatro de improvisación, las cuales fueron presentadas en los auditorios de la Escuela Superior de Ingeniería Textil y en el Cecyt 15. Ha realizado ponencias en eventos de «Literatura del horror” en el auditorio del centro cultural Jaime Torres Bodet. Actualmente publica en El nahual errante y Sombra del aire, ambas revistas de corte virtual.

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.