MÁS ALLÁ DE LA FICCIÓN

LA METAFICCIÓN

II

 

Israel Montalvo

Primera parte

 

El caso de From Hell es muy interesante. Desarrollada por Alan Moore y Eddie Cambell, posee un capítulo que habla de un pentagrama de cinco picos que atraviesa y marca la ciudad de Londres, utilizando como puntos de referencia monumentos que fueron traídos durante las conquistas del imperio británico (algo de lo que se dieron cuenta los autores al estar investigando para la narración de la obra). Esta situación parecía demasiado perfecta para simplemente estar ahí, esperando a ser descubierta, y encajara a la perfección con su argumento. Pero así fue y consolidó varios de los tópicos que se estaban desarrollando. Una casualidad que parecía llegar en el momento más oportuno como la pieza faltante hecha a la medida en un rompecabezas.

¿Qué tan lejanas son las barreras de la ficción y la realidad?

Esa pregunta siempre me ha causado una gran fascinación. ¿Qué tal si la información que vamos encontrando al iniciar un proceso creativo —como en el caso de From Hell— no fuese una casualidad sino que estaba predestinado a suceder? Aquí entramos en el terreno de la absoluta subjetividad: lo que podemos suponer o teorizar son conceptos en tentativa absurdos, pero a la vez nos dan una perspectiva, digamos, más amplia. Quizá porque no tenemos la posibilidad de tener una respuesta absoluta o definitiva —esto no es una ciencia como la química o la biología—; no hay respuestas basadas en un método científico. Es aquí donde me encuentro con una situación en la que he estado trabajando recientemente y que ha dejado volar mi imaginación para tratar de darle un entendimiento o seguirle la pista.

Desde hace tiempo interpreto a un personaje en las presentaciones de Polivíuz, un proyecto multidisciplinario que —podríamos considerar— sigue la línea de grupos como The Residents (guardando su debida distancia). Polivíuz surgió como un proyecto musical al que gradualmente se le fue incluyendo el performance y la teatralidad al grado que en el escenario se desarrolla una puesta en escena. En este caso, uno de mis personajes (sacado de mi obra como escritor) ha cobrado cierta relevancia, pues cuenta con la característica de que cuando fue concebido nunca se le limitó a un espacio o contexto determinado, es decir, el personaje se introduce en un relato sin alterar sus características, pero el escenario y la trama cambia de relato a relato.

Por poner un ejemplo, podría ser incluido en el mundo narrativo del Alien de Ridley Scott, respetando las reglas impuestas en ese mundo, sin alterar la esencia del personaje, y en un relato posterior ser desarrollado en otro universo narrativo como el de Conan de Robert E. Howard. Cabe añadir que esta disparidad es a propósito: el personaje surgió como un ejercicio que fue cobrando fuerza como una bola de nieve y sin darme cuenta lo trasladé a esta interpretación usada en los escenarios con Polivíuz. Pero esto no queda aquí, es sólo la punta iceberg. Actualmente me encuentro realizando cortometrajes y hemos introducido a este personaje, usando el concepto de no alterar su naturaleza y meterlo en diversos escenarios y contextos.

Como ejercicio creativo ha sido una experiencia más que interesante, ya que en este momento me encuentro creando una ficción sólo basándome en el comportamiento del personaje (al no ser el escritor ni el director de la puesta en escena, sólo se me da el escenario y el contexto y yo asumo el comportamiento del personaje desde un punto netamente instintivo). Lo que me hace volver al punto inicial: ¿cuál es la barrera entre realidad y ficción? ¿En qué momento se puede romper?

No tengo una idea clara a dónde podría llegar, ya que trasladar este proceso creativo a otro medio ha sido una experiencia que se ha desarrollado a ciegas. Debo decir que los productos que se han desarrollado han sido satisfactorios desde el punto artístico (un álbum con Polivíuz, un libro que compila los relatos publicados del personaje en antologías en diversos países de hispanoamérica en los últimos cinco años, un cortometraje de reciente estreno y el desarrollo de una secuela en actual proceso), pero no han sido predecibles ni convencionales, ya que siempre se le ha tratado como un laboratorio creativo, es decir, parecía tener su propio rumbo —que me ha convertido más en un participante que en el creador—, en donde tramas inverosímiles se han ido hilando gradualmente para crear un pequeño universo en que el único hilo conductor es el personaje.

Y esto origina una pregunta o idea que tiene un tiempo en mi cabeza: ¿es la narración quien usa al autor y al personaje para desdoblarse? Parece una idea contradictoria, pero cobra mucha relevancia. En algún punto las creaciones que se han hecho de esta manera se han podido hilar en un todo que, como en el caso de From Hell, parecía que siempre ha estado ahí, desde el inicio, esperando. Lo que conlleva a esta duda casi esquizofrénica: ¿qué tanto es realmente creación del autor o sólo es un participante en una narración que lo usa para expresarse? Durante años he escuchado que autores como Alan Moore o Grant Morrison comentan en entrevistas situaciones similares de interacción con determinada obra, como si al involucrarse profundamente se desarrollara un vínculo simbiótico entre ambos. Esto es a lo que yo llamaría realmente metaficción: el punto en que obra y autor convergen durante el proceso creativo, en el cual es imposible separar uno del otro, y al tratar de explicarlo parece un desquiciado delirio. O al menos así lo percibo al terminar este artículo que trata de mostrar una perspectiva que sucede (ocasionalmente) con algunas obras, en las que los autores crean un profundo vínculo de interacción al grado de perder la distancia entre ficción y la llamada realidad.

 

**

AQUÍ puedes escuchar a Polivíuz.

Antologías donde aparece «el personaje»:

https://lektu.com/l/revista-vaulderie/antologia-de-relatos-ganadores-del-concurso-literiario-espadas-salvajes/12787

https://lektu.com/l/historias-pulp/revista-historias-pulp-4-phantasm/13547

https://lektu.com/l/david-loren-bielsa/resurrection-party-day/10812

https://lektu.com/l/editorial-solaris/lineas-de-cambio-antologia-de-fantasia-heroica-hispanoamericana/11577

https://play.google.com/store/books/details?id=oZ5iDwAAQBAJ

****

Israel Montalvo

(CDMX, México)

Como escritor e ilustrador ha publicado en diversas revistas literarias, cómics y libros.

Ha participado en diversas antologías de cuento en México, España, Uruguay, Argentina, Perú, Chile, Guatemala, Venezuela y Colombia.

FB

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.