HABÍA UNA VEZ…

Reseña y breve historia de Hollow Knight

Lord Crawen

A Eddie

 

Hallownest. Como todo sitio al que se le puede llamar “reinado”, cuenta con un rey y una reina. Claro está, también hay súbditos. La historia que se nos plantea al inicio de este videojuego debe ser encontrada conforme vamos avanzando, situación que el equipo desarrollador Team Cherry propone en Hollow Knight.

Comenzamos nuestra aventura como “el caballero”, que bien nos hace recordar a personajes como Link en The Legend of Zelda, con ese halo de héroe con una capa y su pequeña espada. Desconocemos la procedencia de nuestro personaje e incluso, a diferencia del mencionado Link, su propósito (el cual se irá tergiversando conforme avancemos en la jornada).

El personaje no cuenta con nombre o diálogos, haciéndonos parte entonces del juego, apropiándonos de la oscura piel del “caballero”. En esta jornada no ascendemos, sino que vamos hasta los mismos abismos del reinado, como si se tratara de La divina comedia de Dante Allighieri, abandonando toda esperanza conforme avanzamos en la historia. Y es que, al parecer, nosotros no somos el “Hollow Knight”.

Este es un juego que los amantes de las plataformas en 2D, con toques sombríos, con mucha historia y aventura, no deben perderse por nada del mundo. Pero antes de recomendárselos, quisiera brevemente explicarles la historia del reinado de Hallownest; aunque, claro, cada uno tendrá su propia experiencia y su manera de contar la historia, debido a que el juego cuenta con cinco finales distintos (junto con la expansión del juego).

*

Desentrañando la historia

Hallownest fue un reinado habitable para todo tipo de insectos, un sitio que conforme se adentra uno el abismo es mayormente oscuro. El rey solicitó de cada uno de los habitantes su plena confianza y creencia en él. Pero, como siempre, las monarquías no son lo más redituable si un ser busca el pensamiento arbitrario.

Algunos insectos se sublevaron al mismo rey, considerando que él ocultaba cosas a la población de Hallownest, y es que nadie había ido nunca a los abismos del reinado. Igualmente, una fuerza sobrenatural comenzó a ser alabada por muchos insectos, de la cual creían que su poder haría más próspero a todo Hallownest.

Como todo en la vida, el exceso en las creencias teológicas o políticas tiene sus consecuencias. La primera fue la división social, política y económica de los insectos, dividiendo Hallownest en distintos reinos por especie e ideología; unos más prósperos que otros.

Conforme pasó el tiempo, el rey perdió súbditos frente aquella fuerza sobrenatural e intentó de alguna manera apoderarse de ese poder también. Reclutó a varios insectos para ser su guardia personal, ante los constantes ataques de un pueblo sublevado. Recurrió también a la magia y al onirismo, para así poder visualizar a aquel terrible poder que se cernía sobre sus súbditos en Hallownest y que, día tras días, le hacía perder toda credibilidad como gobernante.

Aquella luz tenía también su propia oscuridad: deseaba apoderarse de alguna forma de las mentes de todos los insectos; ante cualquier error que ocurriese, ella podía borrar sus mentes, manipulándolos a su favor.

En esta batalla de poderes algo salió mal y la luz de aquel ser sobrenatural extendió una corrosión que afectó a todo Hallownest.

El rey, enfrascado en dicha situación, solicitó a los abismos del reino, a sus olvidados súbditos y a un pequeño ser que confrontaran el problema, ya que su guardia misma pereció durante las batallas en contra de aquella luz. Entrenado por el rey, cobijado por su cariño, aquel sombrío caballero no tenía opción alguna más que terminar con la corrosión que afectaba a Hallownest. Pero no sería sencillo: para ser un héroe, debía existir un sacrifico enorme.

Y así sucedió.

Aquel caballero conocido por todos como el “Hollow Knight” peleó contra la luz y su poder, encerrándose en un enorme huevo de naturaleza oscuro. Los magos del rey clausuraron aquella morada, evitando que el “Hollow Knight” y la luz salieran. Hallownest, tras la batalla, sufrió pérdidas cuantiosas de insectos, sacrificios, dolor y pena, volviéndose un pueblo dividido y que fue olvidando poco a poco todo lo sucedido.

El rey y la reina perecieron con el paso del tiempo.

Y Hallownest olvidó.

Hasta que un nuevo caballero apareció para desentrañar la historia, desde lo profundo, donde el rey guardó los secretos para sus súbditos y para todos los futuros jugadores de Hollow Knight.

*

Una realidad replanteada

La historia que les acabo de contar es desde mi perspectiva al avanzar en todo el juego, y es que no es muy diferente de la situación en la que nos encontramos los humanos. Cabe destacar que los desarrolladores de Team Cherry están preparando una secuela, donde indican que Hallownest es tan solo uno de muchos reinos (como los continentes o países de nuestro mundo).

Hollow Knight es un juego nostálgico, complejo, con una historia que posiblemnte debas completar más de una vez para estructurarla y darle un final adecuado, porque “el caballero”, silencioso como él mismo, somos nosotros, quien tras la pantalla tomamos el mando y le damos vida propia al iniciar el juego.

Atrévete a reescribir la historia de Hallownest, un reinado perdido por las decisiones de un gobernante,  la vaga creencia popular, la disparidad de oportunidades por el tipo de seres que habita una tierra.

No es un juego con un final heroico, o tal vez, poéticamente hablando, lo será cuando llegues a alguno de sus finales. Depende de tu razonamiento, entender el concepto del mismo.

No olvides que, si te ha llamado la atención Hollow Knight, hay una secuela en progreso y otros títulos parecidos a éste, donde el héroe reescribe de alguna forma su historia en un mundo no muy distinto al que está afuera de los pixeles.

****

Jezreel Fuentes Franco (Lord Crawen) nació el 29 de junio de 1986 en la Ciudad de México. Estudió Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica en el Instituto Politécnico Nacional. Su pasión por la literatura y la música lo lleva a formar parte del taller de creación literaria impartido por el profesor Julián Castruita Morán y Alejandro Arzate Galván. Participante de Concursos Interpolitécnicos de Lectura en Voz Alta, Declamación, Cuento y Poesía. En 2014 es finalista del Concurso Interpolitécnico de Declamación. Participó en 4 obras de teatro de improvisación, las cuales fueron presentadas en los auditorios de la Escuela Superior de Ingeniería Textil y en el Cecyt 15. Ha realizado ponencias en eventos de «Literatura del horror” en el auditorio del centro cultural Jaime Torres Bodet. Actualmente publica en El nahual errante y Sombra del aire, ambas revistas de corte virtual.

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.