MICHAEL HUSSAR

(1964)

 

Morwenna

¿Qué es lo primero que te viene a la mente cuando mencionan cuadros de monjas? Independientemente del referente popular de la película del Warrenverso, si piensas en el típico cuadro religioso que guarda tu abuelita o el que podrías encontrar en cualquier iglesia católica, entonces necesitas conocer la obra de Michael Hussar.

Michael Hussar

Michael cuenta con un largo recorrido dentro del mundo de las artes. Egresado del Art Center College of Design en Pasadena, California, pasaría posteriormente a ser catedrático de la misma institución. De hecho, actualmente se autodenomina maestro, con lo que rompe con el famoso concepto de que los artistas que no sobresalen se dedican al magisterio.

Su pintura más notoria se titula Hans Memling, en donde encontramos la imagen de una monja de facciones grotescas. Con un manejo del color rayando en lo monocromo, Michael aprovecha las técnicas tenebristas propias de los grandes maestros al emplear un fondo en penumbras, iluminando exclusivamente al personaje que se asoma con mirada lánguida.

En el caso particular de la obra antes mencionada, se conoce que Hans Memling era un pintor alemán del siglo XIV que, al ser herido en batalla, fue trasladado a un monasterio en donde las monjas cuidaron de él. Como gesto recíproco, Hans dedicó el resto de su vida a pintar las paredes monasteriales con imágenes religiosas. Al no haber registros pictóricos de la apariencia de Memling, Hussar decidió rendirle homenaje a su manera pintando un cuadro inquietante y a la vez tan fascinante que hasta se ha recreado en la piel de algunos atrevidos por medio del tatuaje.

La temática de Michael se decanta por la dualidad dentro de una misma obra, presentándonos estampas que nos repelen y que sin embargo no podemos dejar de contemplar. En una misma pintura encontramos la delicadeza de la técnica al óleo y la crudeza de la carne viva, todo esto aderezado con una gran influencia circense y religiosa, logrando un delicioso coctel visual de gran erotismo.

Los personajes que encontramos recurrentemente en su obra corresponden a sensuales mujeres de extremidades amputadas, hombres con rasgos andróginos y complexiones enfermizas, arlequines de ojos exánimes y labios hinchados, e incluso una que otra sátira religiosa.

Desafortunadamente la página web en donde podíamos encontrar su obra es ahora inexistente. Sin embargo, podemos seguirle la pista desde su cuenta de Facebook, en donde primordialmente anuncia los talleres que imparte y las exposiciones donde participa.

Así que ya lo sabes, la próxima ocasión que quieras obsequiar una imagen religiosa tal vez desees incluir una obra de Hussar para decorar tu hogar como lo han hecho Leonardo DiCaprio, Francis Ford Coppola y Kat Von D, entre otros.

Te recuerdo que si tú también pintas o ilustras lo macabro, nos puedes etiquetar en Instagram con #PenumbriaShow y con gusto compartiremos tu trabajo en esta columna.

****

Morwenna

Originaria de la Ciudad de México.

Diseñadora de la comunicación gráfica de profesión, diplomada en apreciación de la pintura, ilustradora autodidacta ocasional.

Fan del surrealismo pop y la estética manga.

Vampira de la generación X.

Le gustan los gatitos.

IG: @morwenna.arte

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.