ENERO

2024

Alma Mancilla

 

Empezamos el año con una fábula oscura sobre niños muertos, una magistral novela sobre la inteligencia artificial, un thriller que es también una exploración de los intrincados aspectos de la identidad y una perturbadora historia en la que nada es lo que parece.

*

La balada de los niños muertos / Efraím Blanco

(Fondo de Cultura Económica, 2023)

*

En el pueblo de Gatonegro se escuchan voces: son las de los niños desaparecidos en sus barrancas, ahí donde en ocasiones sus cuerpos son encontrados con signos de haber sido atacados por algo salvaje. Sus almas, en cambio, permanecen en sus calles, en el cementerio y sus inmediaciones, suerte de fantasmas atrapados y marcados por el trágico destino que truncó sus existencias y por aquello que se los llevó. Los niños muertos de esta historia hablan, se duelen, sueñan, habitan los intersticios del entonces y del ahora, se mueven entre el más allá y sus recuerdos, atorados en un sitio que no es ya el mundo de los vivos, pero no termina de ser el reino de los muertos. Efraím Blanco aborda un tema tan escabroso como trágico y lo hace con enorme sensibilidad y sin complacencias, navegando entre temas tan complejos como la muerte, la pérdida, la impunidad o el deseo de justicia. Los brevísimos capítulos funcionan como pequeñas historias independientes, pero igualmente como episodios de una sola trama subyacente en la que escuchamos a los propios niños y a sus padres y madres, al tiempo que leemos las breves alertas policiales que dan cuenta de lo que ahí ocurrió y sigue ocurriendo, pero no debiera pasar jamás. Es éste, pues, el drama de un pueblo, pero, sobre todo, de los habitantes a quienes el autor consigue insuflar vida al crear personajes complejos y entrañables que dan cuenta de las numerosas aristas del dolor. La narrativa de este libro se nutre de la imaginación fantástica, del lenguaje del terror y de los cuentos de hadas, pero también de la tragedia cotidiana y, por ello, del más cruento realismo aunque, pese a lo doloroso de la temática, el autor opta siempre por dotar de agencia a los personajes de los niños, como si quisiera decirnos que detrás de toda esa oscuridad existe una esperanza de derrotar al monstruo. Al final, la niña muerta con corazón, el niño muerto que brilla, la siniestra figura del señor Muerte (que a ojos de los vivos es el Jefe) y los alebrijes conforman todos, junto con el resto de los personajes, esta balada tan bella como inusitada, una oda que termina siendo la de la oscuridad pero también la de la luz.

 

*

Estoy pensando en dejarlo / Iain Reid

(Alianza de Novelas, 2020)

*

Una joven viaja en coche con su novio a la granja donde éste creció para conocer a sus padres. Ella no le ha dicho que está pensando en terminar con él (de ahí el título del libro), y tampoco que desde hace tiempo recibe inquietantes llamadas que provienen de su propio número de teléfono. La visita a la granja resulta bastante más extraña de lo que la protagonista esperaba, una velada desagradable, llena de detalles ominosos y de la que ella se marcha con la certeza de que algo no está bien allí. Así, lo que empieza como una salida en pareja para visitar a la familia terminará como una auténtica pesadilla en medio de una tormenta de nieve y en una vieja escuela en la que la pareja recala por causalidad (o tal vez no). Había leído a Reid con anterioridad y con este libro (cuya adaptación al cine ya vi, por cierto) quedo convencida de su capacidad para crear atmósferas enrarecidas, perturbadoras, francamente terroríficas, y hacerlo así, de manera sutil, moviéndose siempre entre la reflexión filosófica y el género de terror. Porque en algún punto, como el propio autor lo señala, lo que da miedo no es lo francamente monstruoso sino otra cosa, “lo que desorienta, lo que trastoca aquello que uno daba por sentado, lo que altera y distorsiona la realidad”, justamente eso que Freud llamaba lo siniestro, aunque Reid nunca le ponga ese nombre aquí. Así, alternando la historia principal con pequeñas vislumbres de lo que se esconde detrás Reid es capaz de hacernos entrar en un universo profundamente perturbador a la vez que va sugiriendo lo que sólo en los últimos párrafos termina por mostrarse, revelando que lo que acabamos de leer no es lo que parece en realidad. Una novela ágil, inteligente, excelentemente escrita. No puedo esperar a leer más del autor.

*

Caso clínico / Graeme Macrae Burnet

(Impedimenta, 2022)

*

Una joven mujer sin mucho atractivo ni ningún talento especial sospecha que un afamado psicoterapeuta tuvo algo que ver en el suicidio de su hermana, por lo que decide inventarse un nombre y una personalidad falsos con el propósito de convertirse, ella también, en su paciente y averiguar así la verdad. Escrita a manera de cuadernos de la protagonista (supuestamente recibidos por el autor) intercalados con capítulos de la investigación en torno a la figura ficticia de Collins Braithwaite, psicólogo de las clases acomodadas y un poco charlatán, se consigue una mezcla perfecta de realismo e imaginación. Hacía un buen rato que no leía algo fuera del género fantástico que me tuviera tan en vilo, tan con ganas de seguir leyendo. Lograr armar un par de personajes tan complejos, tan rayanos en la locura, no es fácil, y en este caso el acierto está, creo, en insertar esa idea de la voz en la cabeza o de la personalidad dividida en un contexto mucho más amplio, de suerte que a lo intimista del conflicto psicológico se agrega un contexto histórico muy trabajado y preciso que equilibra el todo. Y uno sabe que el autor ha dado en el blanco cuando empieza a buscar información sobre lo que está leyendo para averiguar si algo de lo que se nos cuenta ocurrió de verdad. Una novela que gira en torno a temas como la psicoterapia y sus farsantes, la personalidad fragmentada, las identidades en conflicto, siempre sin que la tensión disminuya y sin sacrificar la buena narrativa en aras de la elaboración del escenario plausible. No me gustó mucho el final (aunque creo que eso ya se me está haciendo costumbre) pero aun así me pareció una excelente novela de un autor inteligente y cuidadoso que sabe que lo esencial no es en sí el rigor histórico sino la construcción verosímil de la ficción.

*

Membrana / Jorge Carrión

(Galaxia Gutenberg, 2021)

*

¿Qué pasaría si la inteligencia artificial cobrara conciencia de sí misma? ¿De qué forma se articularía con sus creadores? ¿Cómo se insertaría y qué relación establecería con el pasado, el presente y el futuro? ¿Cuál sería el destino de la humanidad en un mundo así? ¿Valdría la pena rescatar algo de lo que hemos sido? En esta novela absolutamente magistral Jorge Carrión plantea y explora esas y otras muchas cuestiones a partir de la construcción ficcional del llamado Museo del Siglo XXI, donde una voz narrativa singular (que es a la vez la de los textos que acompañan la curaduría y aquello que se exhibe en cada una de sus salas, pero también la de la conciencia colectiva que creó la exposición) pasa revista a los hitos que desembocan en eso: la gran red consciente de sí misma, la membrana que no solamente evoca el pasado de la humanidad sino que parece destinado a superarla y, tal vez, a aniquilarla. Con una potencia narrativa fuera de serie el autor se coloca en el lugar de esa inteligencia totalmente otra, ya no humana, plural, ese nosotros que son los algoritmos, las protointeligencias orgánicas, la nube, un cerebro colectivo más parecido al reino de lo orgánico vegetal que a la inteligencia humana que la creó. Cada capítulo presenta y evoca una serie de objetos, de artefactos, de obras de arte que se encontrarían en ese museo y que, al mismo tiempo, sirven de pretexto para hilar una historia a medio camino entre el ensayo y la ciencia ficción, entre la filosofía y la poesía. Y, al final, Carrión consigue sorprendernos con un giro en el que la realidad se superpone a la ficción y la ficción a sí misma. Membrana es, pues, una reflexión sobre el individuo, la comunidad, los lenguajes, el uso y abuso de la tecnología, nuestra relación con el mundo natural y con el mundo creado, una impresionante y abarcadora oda para nuestros tiempos y, a la vez, una épica en la que, al igual que la membrana a la que se alude, todo se conecta y se ramifica, se expande y se contrae y es uno y es todo y, tal vez, no sea nada al final. Apenas estamos en enero, pero presiento que este libro va directo a lo mejor del año. Simplemente deslumbrante.

****

Alma Mancilla

Escritora y lectora voraz. Antropóloga en otra vida. Autora de los libros de cuentos Casa encantada (Instituto Mexiquense de Cultura, 2011), Las babas del caracol y otros relatos (Instituto Mexiquense de Cultura, 2014 / Lugar Común Editorial, 2019), El criado y otras historias de aflicción (Bitácora de vuelos ediciones, 2020) y de las novelas Hogueras (Editorial Terracota, 2013), Archipiélagos (UAEM, 2015), De las sombras (INBA / Lectorum, 2018), El predicador (FOEM, 2019) y Fulgor (Malpaso / Salto de página, 2022). Ganadora del Premio nacional de cuento Juan José Arreola 2022 con Los intrusos. Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Facebook: https://www.facebook.com/alma.mancilla.9

¡COMPÁRTELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar a la autora y a la revista.