SOBRE PÁRAMOS Y MONSTRUOS

 

Vanessa Puga

 

Tener hijos para depositar en ellos todas nuestras expectativas nunca es un buen negocio. Pero nadie les avisó eso a los padres de Jacqueline y Jillian. Jacqueline era la hija perfecta, con vestidos hermosos y peinados perfectos: todo lo que su madre quería presumir. Jillian era la deportista perfecta, con su cabello corto y su desenfado al andar: casi como el hijo perfecto que su padre añoraba.

Lo que sus padres no contemplaron fue que, al crear los roles, separaron a las gemelas. Y gracias a esa separación, cuando las gemelas tienen 13 años, una puerta las encuentra: unas escaleras infinitas que aparecen en el fondo de un baúl son la entrada a los Páramos.

¿Se imaginan caer en un mundo lleno de monstruos? Cerca del mar están los dioses del océano. En las montañas habitan los hombres lobo. En la aldea está el Amo, un señor vampiro temido por todos. ¿Cuál es el menor de todos los males?

Tras pasar una noche en la morada del Amo, los caminos de las gemelas dejan de converger y cada una se embarca en un autodescubrimiento: Jaqueline se convierte en Jack, la ayudante del científico loco. Deja de vestirse como la señorita que su mamá quería y ahora usa corbatas, sacos, pantalones y guantes, porque es obsesivo-compulsiva y tiene que estar limpia todo el tiempo (a pesar de los extraños experimentos que aprende a realizar al lado de su mentor). Por otro lado, Jill se convierte en la princesa ideal del Amo, la casi hija perfecta que, al cumplir los 18 años, será la heredera de todo.

Esta es la historia de las gemelas antes de que llegaran a la escuela de la Srita. Eleanor. Esto es lo que pasa antes de que conozcamos la escuela para los chicos que viajaron y regresaron: les hablo de Down Among the Sticks and Bones, el segundo tomo de The Wayward Children, escrito por Seanna McGuire. La maravilla de esta saga es que cada historia se defiende a sí misma y no es forzoso leerlas en orden.

Esta novela breve nos presenta un mundo tenebroso por el ambiente y el tipo de criaturas que habitan. Aunque también existen vestigios de humanidad y bondad entre los habitantes de los Páramos, el mundo al que viajan Jack y Jill es sin duda uno de pesadilla. Y todos sabemos que las pesadillas pueden transformarnos.

El segundo tomo del mundo de las puertas creado por Seanan McGuire es tan rico como su predecesor: la imaginación es desbordante y transforma la novela en un page-turner que no puedes dejar de leer una vez que inicias.  Lo interesante en esta historia es que la fuerza la tienen las chicas y, aunque hay un tema de amor, no se cae en el falso feminismo que tienen otras historias juveniles.

McGuire nos narra una historia de autodescubrimiento a través de un mundo duro, casi tan duro como el nuestro. Si a mí me lo preguntan, los peores monstruos son los padres de las gemelas, pero los invito a que lo averigüen por ustedes mismos.

La novela será traducida al español este año. Sin embargo, si gustan leerla en inglés, la pueden conseguir en Amazon. No se arrepentirán.

**

AQUÍ puedes leer la reseña de la primera entrega.

***

Ilustraciones: Rovina Cai.

****

Vanessa Puga

También responde al nombre de Nerea o al apelativo de bruja. Dicen que nació en la Ciudad de México, pero ella sospecha que la inventaron las novelas de fantasía y aventura y la aventaron en un mundo que no le corresponde. Tiene un serio crush con lo creepy. Ávida lectora y escritora —de preferencia a mano, con letra cursiva y tintas de colores—, es imán de geeks aunque no entienda todos los fandoms. Hornea panqués cuando está excesivamente estresada.

Facebook 

Twitter: @Nereavpv

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.