BASILISCO Y KUKULCÁN

Buenas intenciones… mal hechas

 

Airand Augen

 

Estimados viajeros del mundo fantástico, como saben, en “El radar de Augen” trato de descubrir grandes historias escritas por mexicanos, poco conocidas y que merecen tener más lectores. A veces, durante la travesía, encuentro gente que me guía hacia esas aventuras o, en ocasiones, me adentro en librerías con torres y muros de libros. Pues bien, en esta ocasión una historia llegó a mí sin siquiera buscarla. En una visita que hice al pueblo mágico de Tequisquiapan, me topé con una tienda de libros. Dos jóvenes distraídas permitieron que me sumergiera en las hojas. Descubrí cosas interesantes, baratas, aunque resaltaban títulos muy comerciales. Pero hubo uno que tome sin pensarlo dos veces: Basilisco y Kukulcán de Luis Martínez Serrano. Primero llamó mi atención la portada, donde se ve un escenario prehispánico; lo sobrevuela una serpiente emplumada que es acariciada por un joven vestido de campesino europeo. Mi curiosidad aumentó más. Lo llevé a casa.

El autor es un apasionado de la historia mexicana. Nació en una región de La Mancha, España. Llegó a México desde una corta edad. Su libro nos adentra en la época de mayas y toltecas; lo mezcla con episodios de España en aquel tiempo e, incluso, la aventura pasa por África. Luis Martínez Serrano mezcla sus conocimientos históricos con la imaginación. De entrada, la idea me enchinó la piel. Por fin había encontrado una obra de literatura fantástica que mezclara cultura prehispánica con otras del mundo.

En especial deseaba conocer la historia del basilisco. Me intrigaba saber cómo llegaría a nuestro continente y cuál sería la reacción de los mayas al verlo. ¿De basilisco pasaría a ser llamado Kukulcán? Esas y más preguntas cruzaron mi mente. No demoré en abrirlo. Pensé que era una idea genial. Me acomodé en un sillón, lista para devorar el libro que tan solo tenía 116 páginas. Editado por Norma. Estaba segura de que una tarde bastaría… Nada fue como imaginé.

En primer lugar, la historia es muy buena: eso no lo pondré en duda. La propuesta del autor es interesante. Sin embargo, la lectura se amarga con la falta de acentos y empeora cuando se nota que no hubo corrección de estilo. Comas donde no deben, comas que faltan. Mal uso del guion. Lamenté que una historia así se opacara con detalles ortográficos. Fue como ver una hoja blanca manchada con la grasa del lunch. La luz prendida cuando tratas dormir en la noche. La hoja doblada en un cuaderno nuevo.

Si llegan a encontrar este libro en alguna librería, están advertidos de lo que encontrarán: una historia muy buena, con errores de estilo. Buenas intenciones mal hechas.

Ojalá en una segunda edición el autor considere corregirlo. Vale la pena.

Esta vez me despido con un sentimiento de añoranza y decepción. Aunque con la esperanza de que en cada viaje se encuentran nuevas aventuras. ¿Qué habrá en los rincones más oscuros? ¿Qué nos aguarda en las estanterías más alejadas?

Aprovecho el espacio para enviar un abrazo a todos nuestros hermanos afectados por el terremoto.

Mis pensamientos y apoyo están con ustedes. Fuerza, guerreros.

Hasta el próximo encuentro.

****

Ariadna López G.

Utiliza el seudónimo de Airand Augen. Es abogada con especialidad en propiedad intelectual, pero tiene una poderosa fascinación por la fantasía y la ciencia ficción. Es escritora de novelas de dichos géneros.

@ari_augen

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista