NERVO LO PENSÓ ANTES DE QUE TÚ NACIERAS

 

Concepción Figueroa

 

 

Seguramente si tus abuelos son afectos a la poesía han leído o escuchado sobre Amado Nervo, lo que casi nadie sabe es que era un excelente prosista y que además ¡escribió ciencia ficción en 1917!

Amado Nervo

Buscando por ahí encontré un archivo en línea con algunos de sus cuentos. La página se llama Ciencia Ficción Mexicana. En ella puedes encontrar no sólo cuentos sino ensayos, artículos y otros textos sobre creadores, tanto antiguos como contemporáneos.

Volviendo a Nervo, pude disfrutar de varios cuentos que me parecieron excelentes como “Dentro de cincuenta años”, donde el autor expone un mundo futurista con autos voladores, gobiernos utópicos y contratos de matrimonio caducables… Lo más interesante es que él propone que esto pasaría en los próximos cincuenta años y, obviamente, no sucedió, sin embargo podemos ver la manera en que se pensaba en esa época sobre el futuro:

-… ¿Y tu marido?

-Bien. Está ahora en la Colonia comunista del Norte de Francia… Casi nunca está conmigo.

-¿Cuándo se vence el contrato?

-Dentro de seis meses. Nos casamos por un año completo.

-Y ¿pensáis revalidarlo?

-¡Ah, no! Hemos resuelto separarnos. Nuestras ideas políticas son muy diversas…

Otro texto al que también puedes acceder en este acervo es “Cien años de sueño”, donde propone que en el futuro las personas podrán permanecer en estado de sueño por el tiempo que elijan -algo que llamamos criogenia en nuestros tiempos-, aunque ahí, al parecer, no se congelan sino que simplemente duermen, como en el cuento de Perrault.

Entre otros textos de Nervo se encuentra uno sumamente filosófico titulado “El gran viaje”, en el que el protagonista se pregunta quién será el que descubra un nuevo mundo:

¿Quién será, en un futuro no lejano, el Cristóbal Colón de algún planeta? ¿Quién logrará, con máquina potente, sondar el océano del éter, y llevarnos de la mano allí donde llegaron solamente los osados ensueños del poeta? ¿Quién será en un futuro no lejano el Cristóbal Colón de algún planeta? ¿Y qué sabremos tras el viaje augusto? ¿Qué nos enseñaréis, humanidades de otros orbes, que giran en la divina noche silenciosa, y que acaso hace siglos que nos miran?

Como puedes ver, el ser humano de todos los tiempos ha compartido las mismas inquietudes. Me resulta maravillosa la existencia de esta página y, por supuesto, poder acceder a historias y conocimiento sobre el arte que es escribir Ciencia Ficción en nuestro país.

****

Concepción Figueroa, mujer, literata y profe.

 

 

 

 

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.