NO ESTÁ MUERTO LO QUE YACE ETERNAMENTE

Macarena Muñoz Ramos

 

Todo comenzó en octubre de 2010 a través del especial compuesto por tres programas que se transmitió por el canal de televisión BBC4. A History of Horror abarcó una recorrido preciso por las películas clave del cine de horror tanto de Estados Unidos como de Europa, según la visión del presentador Matt Gatiss (actor y guionista británico que interpreta a Mycroft, el hermano mayor de Sherlock Holmes, en la versión actual de la BBC y que también es co-creador de la misma serie). Gatiss es un gran admirador del cine de horror y quizás es el culpable del descubrimiento y acuñamiento de un subgénero dentro de este tipo de cine: el Folk Horror.

horror-documentaries-01

Según comentó Gattis en el segundo programa que estuvo dedicado al cine de horror de los años 50 y 60 (Hammer Films, Roger Corman, Mario Bava, etc.) hay una Trilogía Misteriosa que comparte la misma esencia: Witchfinder General (1968), Blood on Satan’s Claw (1971) y The Wicker Man (1973). Son historias que contienen paganismo, hechos sobrenaturales y horror. Y a pesar de que la tercera está ambientada en el siglo XX, las antiguas creencias prevalecen.

El cine de horror hasta finales de los años 60 se había forjado con historias donde los monstruos tradicionales, por así llamarlos, y los surgidos a raíz de los experimentos de la era atómica, causaban miedo y destrucción. También el horror provenía del espacio exterior. Eran ‘males’ tangibles que se combatían hasta las últimas consecuencias. Y a pesar de que la ‘tradición’ marcaba que el hombre-lobo y el vampiro poseían raíces surgidas del folclor de Europa Central, por ejemplo, el espanto que provocaban era simplemente por su presencia y por sus acciones inhumanas. Sin embargo (y casi sin proponérselo), un puñado de cineastas conseguirían innovar el futuro al echar una mirada al pasado.

wickerm

Probablemente fue un reflejo de esa época convulsiva donde la generación nacida en la post-guerra cuestionaba lo preestablecido (manifestaciones y grupos anti-militares) y buscaba nuevas formas de vivir. Las religiones convencionales no les decían nada y comenzaron a buscar en el fondo de las culturas antiguas. Experimentación a través del consumo de alucinógenos. Los músicos fijaron su atención en viejas baladas y leyendas. El ocultismo, la brujería y el folclor invadieron cada rincón de esa nueva generación, pues se demostró que no eran cosas absurdas o cuentos de viejas sino una opción libre de creencias. Pronto, algunos artistas se dieron cuenta de que a este nuevo tipo de público le provocaba más miedo y angustia el mundo real que la fantasía gótica.

Piers Haggard, director de la película Blood on Satan’s Claw, declaró que había intentado hacer un film de Folk Horror. Sorprendido por la revalorización que se recibió su película en años recientes, consideró que era necesario aclarar que si bien hay una manifestación diabólica como desencadenante en la trama, también hay altas dosis de la ‘vieja religión’: el paganismo, que todavía estaba muy presente en la campiña británica del siglo XVII.

Piers Haggard

Piers Haggard

Quizá no es fruto de la casualidad que las historias de la Trilogía Misteriosa se desarrollen en Inglaterra. Se trata de un país viejo cuyos vestigios más antiguos datan de hace 15, 000 años. Sus campos y bosques conservan círculos de piedra, dolmenes y menhires construidos y colocados mucho tiempo antes de los celtas y los pictos. Los caminos actuales están trazados siguiendo los construidos por los primeros habitantes y por los romanos. Los campesinos mantienen lazos estrechos con los de la prehistoria que crearon la mayor parte de los campos de cultivo que hoy se trabajan. Y aún bajo el dominio de Roma, las antiguas deidades continuaron en pleno vigor sin ceder ante la influencia extranjera. También persiste una relación estrecha con el paisaje y el folclor en su variante más mágica y oscura. Para una gran mayoría, el cristianismo en Inglaterra sólo ha sido una delgada capa por encima del latente paganismo.

Hasta 1951 se derogaron las leyes contra la brujería en Inglaterra que se habían establecido desde 1735. Esto demuestra que las antiguas creencias estaban vigentes en pleno siglo XX. Y a pesar de las prohibiciones, la brujería jugó un papel importante en la historia moderna del país: Se asegura que cuando Hitler estaba planeando invadir en 1940, todos los covens de Wicca realizaron un ritual con el propósito de crear un cono de poder que protegiese a las Islas Británicas, dirigiendo a Hitler un mensaje mental: «No puedes invadirnos».

La Trilogía Misteriosa consigue mostrar un amplio mosaico de las creencias y vivencias que beben del folclor más arraigado en Inglaterra: Witchfinder General (1968) se basa en la historia verídica del ‘inquisidor’ -un abogado que se aficionó a la cacería de brujas- Matthew Hopkins (interpretado por un estupendo Vincent Price), que entre 1645 y 1647 juzgó alrededor de cien mujeres por cargos de brujería en toda la región este de Inglaterra.

 

Blood on Satan’s Claw (1971) nos muestra que el descubrimiento de los restos de una bestia rara en un campo de cultivo de un pequeño pueblo, son capaces de despertar las creencias más antiguas y los instintos más bajos de los habitantes, sobre todo de los más jóvenes.

 

The Wicker Man (1973) es quizá la película más representantiva del subgénero Folk Horror: encontronazo del mundo actual y el que vive regido por antiguas leyes y rituales.

 

En el Folk Horror, el paisaje juega un papel importante. Por lo regular se trata de la campiña, de lugares alejados de la influencia citadina y que así se han mantenido por cientos de años. Hay total aislamiento y persiste la sensación de que hay algo mucho más poderoso que acecha. Según Adam Scovell, escritor y cineasta, hay también otras constantes en el cine de Folk Horror como las creencias morales ‘retorcidas’, esto es, que no son convencionales o comunes ante los ojos de los demás y las invocaciones, que no precisan de ser satánicas. En la Trilogía Misteriosa esto se percibe al tratarse de historias que se desarrollan en poblaciones rurales y aisladas, lo que provoca que la comunidad desarrolle sus propios sistemas de creencias y sus propias leyes. Incluyendo sacrificios humanos dirigidos a fuerzas sobrenaturales, demonios y criaturas oscuras.

Adam Scovell

Adam Scovell

La Trilogía Misteriosa demostró a los no iniciados que aún se reverenciaba al paganismo europeo, a la brujería y a las tradiciones folclóricas, pero también hay un par de películas de esos mismos años y que escasamente se mencionan como…

The Witches (1966), producida por la casa Hammer y protagonizada por Joan Fontaine (recordada por las películas Rebecca que dirigiese Hitchcock y Jane Eyre, donde compartió protagonismo con Orson Welles), que interpreta a una maestra de colegio que tras un colapso nervioso decide recluirse en una comunidad rural, y…

thewitches

Cry of the Banshee (1970), donde Vincent Price da vida a un magistrado que dirige juicios contra brujas durante la época isabelina.

cry_of_the_banshee_poster_02

La influencia del Folk Horror alcanzó también al mundo de la televisión. Las cadenas británicas ITV y BBC produjeron un puñado de series que abordaban la temática ya sea de forma directa o tangencial, cada una desde su particular óptica, como el especial anual A Ghost Story of Christmas, que en sus primeros años (1971 a 1975) echó mano de diversas historias llenas de folclor del autor M.R. James…

ghostchristmas

The Owl Service (1969-1970), una serie de ocho capítulos basada en la novela del mismo título de Alan Gardner ambientada en un poblado rural de Gales…

owl-service1

Robin Redbreast (1970), donde una editora londinense abandona todo y se muda a un poblado del sur de Inglaterra…

robin_redbreast

Penda’s Fen (1974) muestra a Stephen, un adolescente que descubre un mundo extraño (que incluye el encuentro con el Rey Penda, último gobernante pagano anglosajón) a la par de sus preferencias sexuales…

penda_s_fen_bd

Beasts (1976), seis capítulos donde se combinaba el horror con el folclor, y…

nigel_kneale__s_beasts_by_jkwoo1970

Children of the Stones (1977), que es la ‘joya de la corona’ de este tipo de series: cuenta la historia de un astrofísico que se instala con su hijo en un poblado que se construyó en medio de un círculo de piedras.

childrenstones

Algunos afirman que a partir del inicio del nuevo siglo y milenio, entre 2003 y 2004, a raíz de una declaración que el director Piers Haggard hizo a la revista Fangoria, se disparó la popularidad del Folk Horror. Estudios, retrospectivas, blogs, publicaciones y una nueva forma de mirar o de admirar películas de latitudes tan dispares como Japón, con Kwaidan (1964)…

kwaidan

Suecia, con producciones de Ingmar Bergman como El séptimo sello (1957), El manantial de la doncella (1960) y La hora del lobo (1968)…

la-hora-de-lobo-1

Estados Unidos, con Night of the Hunter (1955) y The Blair Witch Project (1999), y…

hunter

La checa Valerie y su semana de las maravillas (1970).

valerie-cartel

En los primeros años del siglo XXI ha habido un despunte de películas que, sin declararlo públicamente, retoman elementos del Folk Horror, dando un nuevo brío al género del horror. Se alejan de psicópatas, de posesiones satánicas, del estilo slasher… y ofrecen historias con mayor o menor fortuna que se remiten a creencias arcaicas y a ciertas características del Folk Horror. Por ejemplo, existe otra constante poderosa en este sub-género: los personajes principales se enfrentan a un grupo de habitantes que no piensan ni actúan como ellos. Y desde un principio hay un rechazo violento hacia lo que viene de fuera. Esto se demuestra de forma puntual en Blood on Satan’s Claw con el juez londinense que no cree en el demonio que aterroriza a un pueblo, y es quien termina combatiéndolo y de forma mucha más clara en The Wicker Man, donde el agente de policía Howie es expuesto a las creencias de una comunidad totalmente pagana que carece de párroco y de iglesia, además de ser lasciva y pecaminosa ante sus ojos.

De esta forma hay películas que entran en esta parte de la categoría como Straw Dogs (1971), incluyendo el remake del año 2011, y las actuales…

josh-eckert-straw-dogs

Wolf Creek (2005)…

wolf_creek_poster_v03

Eden Lake (2008)…

2008_eden_lake_se07

Kill List (2011)…

kill-list-poster

Cub (2014)…

welp_ver2

They’re Watching (2016), y…

theyre_watching

Sacrifice (2016).

large_sacrifice

Hay que aclarar que el Folk Horror no es un sub-género ‘diabólico’, aunque con frecuencia se usen términos como ‘demoniaco’ y se pueda echar mano de la demonología cristiana. Muchas de esas historias podrían parecerlo, pero es que algunas fuerzas provienen de tiempos anteriores a la implantación del Cristianismo. Hay películas recientes que lo demuestran como The Last Exorcism (2010)…

the_last_exorcism_poster

The Hallow (2015)…

woods_ver3

Krampus (2015)…

krampus

Pay the Ghost (2015)…

pay_the_ghost_ver2

The Other Side of the Door (2016)…

otherside

The Darkness (2016), y…

darkness

The Forest (2016).

forest

«La naturaleza tiene un lado oscuro» es quizás otra de las características del Folk Horror. La Naturaleza no sólo es el trasfondo. La Naturaleza vive, se mueve, actúa, doblega, destruye. Ya sea como un ente con vida propia o por sus habitantes siempre ocultos al ojo humano racional. Películas como The Happening (2008)…

happening

A Field in England (2013)…

field

Blackwood (2014) y The Hallow (2015) son algunos de los ejemplos más representativos.

blackwood-2014-movie-adam-wimpenny-poster

En el Folk Horror hay elementos recurrentes como templos en ruinas, monumentos megalíticos, rituales relacionados con labranza y cosechas y un amplio repertorio de símbolos ligados a la tierra, a la magia y a la fertilidad, así como seres mágicos como hadas o duendes. Hay varias películas que lo demuestran como Wake Wood (2010)…

wake-wood-movie-poster-2011-1020708727

The Hallow (2015), Cherry Tree (2015)…

cherry

The Witch (2015) y They’re Watching (2016).

witch2

El mal que se esconde debajo del suelo, antiguos dioses de antiguas religiones, el terror que vive en regiones apartadas, piedras antiguas encantadas, lagos y ríos oscuros y solitarios, la oscuridad siempre rondando. Creencias viejas que perviven al paso del tiempo y al mundo moderno. El Folk Horror ha estado presente desde un principio en la literatura. Se le encuentra en los trabajos de escritores como M.R. James, Lord Dunsany, Algernon Blackwood y en el más evidente: Arthur Machen. El maestro H. P. Lovecraft también contribuyó con la forja del Horror Cósmico, la mitología de dioses mucho más antiguos que la propia humanidad y cuyo origen no correspondía a este mundo.

writers

Lovecraft, Machen, Dunsany.

Folk Horror, la sensación de que hay un poder que nos domina sin nosotros mismos darnos cuenta ni buscarlo. Está en el aire, en la tierra y en el agua. No tiene nombre ni denominación. Es viejo pero tiene la capacidad de regenerarse. Y siempre nos susurra al oído que hay todo un mundo fuera del alcance de nuestra mirada racional.

****

macarMacarena Muñoz

Vampira estudiosa de su especie. Cazadora de los alientos de la noche para construir

historias de un mundo distinto al que habita.

macvamp.blogspot.com

@MacVampMM