THE GOON

en la penumbra de un lector  empedernido

 

El Antolo

 

Los Comicólogos, proyecto hermano al que pertenezco, lanzaron un reto que invita a su audiencia a leer arcos históricos de al menos tres cómics individuales de extensión (o un trade paperback recopilatorio) para cubrir veintitrés distintas categorías que van desde leer comics de fantasía épica, horror y ciencia ficción, hasta comics de romance, comedia o autobiográficos. Si tienen dudas de la dinámica, diríjanse a sus redes sociales (Facebook: Los Comicólogos, Twitter: @LosComicologos, #RetoComicólogo, #RetoAvanzado) para consultar la convocatoria.

En esta ocasión aproveché que el autor estará presente en la siguiente Mole para leer el tomo 5 de la edición de Biblioteca de The Goon, como parte de la categoría Indie de horror. Sin duda es uno de mis títulos favoritos en el mundo del cómic, lo he recomendado cada vez que tengo oportunidad de hacerlo y es algo de lo que no me arrepiento ni me canso de hacer. The Goon es y será por mucho tiempo uno de los cómics más memorables para mí.

Creado, escrito y dibujado por Eric Powell, quien es un escritor originario de Nashville, Tennessee, que suele defender la importancia de escribir cómics originales de autor y ha sido ganador de múltiples premios Eisner. The Goon nos cuenta la historia de un matón que trabaja para Labrazio, el mafioso más temido en todo el pueblo. Goon (nunca se sabe su nombre real, si es que tiene uno) no trabaja solo, su compinche Frank, un personaje muy caricaturesco, lo acompaña a todos lados.

Eric Powell

Goon lleva todos los negocios de Labrazio en su nombre debido a que el mafioso desaparece misteriosamente sin dejar rastro alguno. Gracias a que nuestro personaje principal tiene en su posesión una agenda donde vienen todos los nombres y negocios importantes, todos los habitantes del pueblo, clientes y  asociados del mafioso quedan en el entendido de que el matón es legítimo. Pero hay más que eso, el pueblo sufre una invasión de no-muertos (o zombis, estoy tratando de ser políticamente correcto) comandados por un sacerdote zombi (parte del nombre, lo siento) que se dedican a aterrorizar al pueblo.

Goon, junto con Franky, se enfrenta a estos no-muertos y a diferentes situaciones fuera (muy fuera) de lo común en un pueblo que parece llamar todo lo raro y malo que puede existir en este mundo, donde habitan o llegan personajes fantásticos y poco habituales, como: No-muertos, mutantes, calamares gigantes, brujas, un lagarto gigante (que habla pésimo español… pésimo y sin sentido), un científico loco, una foca psíquica, mafiosos, asesinos, orates, violadores, campesinos palurdos , mujeres voluptuosas, prostitutas, arpías, magos, brujos, robots gigantes, vampiros, fantasmas, espectros, un simio-zorrillo, un gorila come-gente, ratas, un gato deforme, un asesino no-vivo que se alimenta de los no-muertos, un superhéroe muy malhablado, un no-muerto que conservó su personalidad después de su muerte y que se niega a comer cerebros, una araña gigante, gitanos y varios más que no nombraré para conservar un poco de sorpresa en su lectura.

The Goon es un título que, si bien evoca a las películas de serie B por su comicidad y violencia, también nos relata una historia muy interesante, dramática, oscura y emotiva, lo cual logra que vaya más allá de ser sólo categorizado como un cómic de comedia mezclada con horror.

Hablando un poco de la publicación de este título, originalmente el concepto nace de un avance de una página en el cómic Avatar Illustrated, teniendo como referencia anterior un personaje llamado “Monster Boy” que aparece en las páginas del cómic Best Cellars #1. Le sigue una miniserie de tres números publicados por Avatar Press Comics, sin embargo Powell no estuvo del todo contento con la editorial y decidió esperar antes de volver a publicarlo. Tiempo después y bajo su propio sello editorial, Albatross Exploding Funny Books, Powell publica una miniserie de cuatro números en blanco y negro y posteriormente The Goon fue publicado por Dark Horse Comics llegando hasta el número 53, contando con diferentes one-shots (historias de un sólo número); entre estos, el controversial y no reimpreso Satan’s Sodomy Baby (en serio, si lo tienen o lo encuentran, es una joya) y una OGN (novela gráfica original por sus siglas en inglés) que es Chinatown and the Mystery of Mr. Wicker, además de un trade paperback donde recopila el trabajo de diferentes artistas en blanco y negro.

Todo esto ha sido recopilado en dieciséis trade paperbacks, que al mismo tiempo han sido recopilados en dos ediciones más: Fancy Pants (tres tomos) y las ediciones de biblioteca (cinco tomos). Hablaré un poco de las últimas mencionadas ya que son las que tengo (son hermosas, les digo). Trataré de ser lo más breve posible y sin spoilers, como realmente quiero que lo lean no diré nada que pueda arruinar la historia.

*

TOMO 1

  • Nos presenta al personaje, conocemos un poco de quién es, las personas que lo acompañan, sus enemigos y antagonistas y a lo que se dedica en las historias “Rough Stuff” y “Nothin’ But Misery”. Inmediatamente nos muestra ese terror cómico que va a caracterizar al personaje, podremos ver peleas contra no-muertos (sigamos siendo políticamente correctos) y conoceremos al sacerdote zombi (otra vez, parte del nombre, lo siento) y a Buzzard, un personaje creado por el mismo sacerdote que es una especie de no-vivo que se alimenta de no-muertos (lo mencione anteriormente).

  • “My Murderous Childhood (and Other Grievous Yarns)” es la historia que se encarga de relatarnos cómo fue que llegó Goon al pueblo, esclarece un poco el pasado de este enigmático personaje y también nos cuenta cómo conoció a Franky.

  • El tomo cierra con “Heaps of Ruination”, que nos trae el origen de ¡Lagarto Hombre! y un pequeño crossover con Hellboy.

*

TOMO 2

  • Comienza con “Virtue and the Grim Consequences Thereof”, donde podemos ver la creación de un equipo de fútbol americano conformado por jugadores que son todo menos deportistas, y la famosa historia de “Un Cuento de Navidad” protagonizada por Goon y Franky, realmente hilarante.

  • “Wicked Inclinations” nos lleva a una guerra donde Goon se encuentra al centro de todo y, entre encargarse del sacerdote y algunos mafiosos de la competencia, simplemente no le dan cuartel.

  • Cierra con “Chinatown and the Mystery of Mr. Wicker”, la coup de grâce de esta maravillosa edición. Basta con decir que desde el primer volumen se hace mención de esta historia y su importancia para el personaje. Es un parteaguas en la saga y explica una de las tragedias más importantes en la vida del personaje, a partir de este momento es donde te das cuenta qué tan buen narrador es Eric Powell y cómo no tiene que depender del humor negro para poder contar sus historias.

*

TOMO 3

  • Comienza con “A Place of Heartache and Grief”, donde las situaciones se vuelven todavía más serias y complejas. Aquí vemos la muerte de uno de los aliados de Goon, la revelación de un poder más grande que el Sacerdote y el regreso de ******** (lo siento, la palabra aquí omitida puede ser considerada spoiler).

  • “Those That is Damned” demuestra para el personaje que la maldición que recae en el lugar donde vive va más allá de lo que creía y que sólo él puede hacer algo al respecto. Este capítulo nos trae más del enfrentamiento entre Goon y su enemigo más despreciable y poderoso (hasta el momento), nada más y nada menos que ******** (una vez más, ¡spoilers!)

  • “Calamity of Conscience” finaliza la historia contada a través de los capítulos anteriores de una manera dramática. Concluye el enfrentamiento entre estos dos grandes enemigos y, a pesar de contar con algo de humor y horror, nada puede evitar que tu corazón se rompa ante la conclusión de tal evento.

*

TOMO 4

  • Abre con “Death’s Greedy Comeuppance”, donde se incluye el número de décimo aniversario del título. También nos cuenta el destino de uno de los personajes más importantes de la serie: Buzzard. Powell nos sigue demostrando que puede contar historias muy poderosas recurriendo al humor como una ayuda para aminorar el impacto dramático sin restarle importancia.

  • “The Deformed of Body and Devious of Mind” cuenta con la participación del escritor Evan Dorkin (Beasts of Burden, Milk and Cheese) y también nos trae ¡las vacaciones de Goon! Originalmente publicado como historia de relleno en Billy the Kid’s Old Timey Oddities and the Ghastly Fiend of London #1-4.

  • “Them That Raised Us Lament” cierra este tomo con varias historias, algunas muy bizarras, incluyendo: ¡un poco más del pasado de Goon! ¡Una parodia de superhéroes al estilo de Powell! ¡Espectros Rockabilly! Y ¡el destino del Sacerdote zombi! (sí, dije zombi, no me arrepiento.)

*

TOMO 5

  • De las ediciones de biblioteca, es el último volumen publicado y el que leí más recientemente. Comienza con un tono similar al del resto de la serie gracias a “For Want Of Whiskey And Blood”, donde se relatan cinco historias que todavía conservan ese humor negro que ha distinguido a este título, pero al mismo tiempo te comienza a preparar para lo que viene, lo cual no es para nada bueno. Vemos pistas nada sutiles de lo que ocurrirá.

  • Todo cambia con “Occasion of Revenge” y “Once Upon a Hard Time”, donde el tono cómico se hace a un lado para dar pie a una desgarradora historia de traición, venganza y violencia pura. Se puede notar el cambio incluso en la dinámica a la que Powell que nos tiene acostumbrados por su dibujo y paleta de colores: Frankie se ve más viejo y menos caricaturesco, Goon luce recio y lastimado, los colores cambian drásticamente a tonos sepia y grisáceos, carentes de iluminación, dando pie a un tono más serio y profundo. Lo acontecido en estos capítulos te atrapa y te lleva por una montaña rusa de emociones que te obligan a dar vuelta a la página lo más rápido posible, llegando a un final que, si bien puede dejarte satisfecho, más bien te emociona con la promesa de un futuro capítulo en la serie.

  • Esta edición cierra con “The Goon Noir”, donde podemos ver a otros autores dándose vuelo con el personaje y haciéndolo lucir a su manera, mas siempre respetando al autor original. Todo esto en glorioso blanco y negro.

*

Eric Powell demuestra que no sólo es un escritor que viene a hacerte reír, también se encarga de crear preocupación, hacerte pensar, horrorizarte y dejarte sin aliento contándote la vida de Goon, la cual es digna creación de una gran mente, aunque un poco torcida.

Para cerrar, si logré captar su interés y prefieren leer el título en español, Editorial Panini está encargándose de editarlo en tomos recopilatorios muy parecidos en calidad y extensión a los de Dark Horse, hasta el momento llevan tres. También Editorial Norma lo ha lanzado bajo el nombre “El Bruto”, lleva nueve tomos hasta el momento, parece que quedó inconclusa. Del mismo modo, si prefieren leerlos en inglés, recomiendo ampliamente las ediciones de biblioteca, ya que por precio y calidad convienen mucho (aunque es un poco difícil leerlas por el tamaño).

****

El Antolo es un inadaptado social, Comicólogo por elección, amante del entretenimiento en varias de sus corrientes y neurótico ocasional. La presunción no es su fuerte y es confiable por naturaleza. La escritura y lectura son un escape necesario en su vida.

@ElAntolo

 

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.