¡ESTE NO ES MI ROSTRO!

Rubén Eliud Pineda Badillo

 

 

El señor K se despertó de un sobresalto. «¿Qué demonios?», pensó aún agitado. Miró el reloj que tenía a un lado de él. Los números y las letras verdes parpadeaban con cierto ritmo: 2:32 AM. «Una pesadilla», se dijo a sí mismo. Se paró de la cama y fue al baño. Aún a oscuras alzó la tapa del excusado a tientas. Un ligero estremecimiento y una sensación de alivio recorrieron su cuerpo. Se lavó las manos y se vio en el espejo de reojo. Su mirada se dirigía hacia las llaves del lavabo, pero retrocedió súbitamente para observarse de nuevo. «No puede ser», pensó extrañado. Prendió la luz, se talló los ojos y contempló sus facciones fijamente. Sus párpados comenzaron a abrirse más y más. Ahogó un grito y con una explosión de terror comenzó a llamar a su esposa.

—¡Querida! ¡Querida! ¡Ven!

La señora K le respondió con la voz desorientada de quien acaba de despertar.

—¿Qué te pasa?

—¡Este no es mi rostro! —respondió el señor K desde el baño.

—Estás loco, vuelve a la cama.

—¡Te lo digo en serio, mujer!

Regresó a la habitación bruscamente y encendió las luces. La señora K se protegió la cara con las sábanas del fulgor repentino.

—¡Apaga eso! —le ordenó; comenzaba a irritarse.

—¡Mírame!

Se acercó a ella y la destapó. Los ojos de ambos se encontraron. Se quedaron sin palabras. Asimilaban la verdad con un horror gélido recorriendo sus entrañas. No les cabía duda de que los rostros que veían eran los de unos desconocidos.

****

 

Rubén Eliud Pineda Badillo

Estudiante de medicina, pero amante de la fantasía y la ciencia ficción.

Escritor de poemas por la noche y aprendiz de cuentista recientemente.

FB: Rubén Pineda

Instagram: rubenhs_98

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.