LA CASA EMBRUJADA

LA CASA EMBRUJADA

LA CASA EMBRUJADA Amaranta Monterrubio   Todos en la familia sabíamos que la casa de la abuela estaba embrujada. Sería acaso su estructura rarísima de pasillos intrincados que llevaban de una habitación a otra, los tragaluces en los techos o las paredes repletas de...
FUNESTAS PROFECÍAS

FUNESTAS PROFECÍAS

FUNESTAS PROFECÍAS Amaranta Monterrubio   Proveniente del Valle de Teotihuacán, mi familia ha tenido una relación complicada con la magia. La tierra de nopales, tunas y tolvaneras —sin mencionar la presencia de las Pirámides— brinda el ambiente propicio para el...
MUJERES QUE MATAN

MUJERES QUE MATAN

MUJERES QUE MATAN Amaranta Monterrubio   En las festividades decembrinas y en los cumpleaños, la abuela regala ropa. La mayoría le aceptamos el obsequio con entusiasmo, pero no falta quien le pregunte de dónde viene esa prenda. Ella responde que de la paca, pero que...
LAS TRES PLAGAS

LAS TRES PLAGAS

LAS TRES PLAGAS Amaranta Monterrubio   En septiembre de 1980 falleció el gran amor de la abuela: su padre. Después de una agonía de dos meses se fue delgadísimo y descolorido. Mi madre recuerda las últimas miradas de su abuelo llenas de tristeza y de súplica. Para la...
CON LAS VÍSCERAS DE FUERA

CON LAS VÍSCERAS DE FUERA

CON LAS VÍSCERAS DE FUERA Amaranta Monterrubio   Cuando la abuela tenía ocho años su padrastro fue enviado a la cárcel. El señor se dedicaba a transportar material de construcción hasta que, una noche, su camión se volcó, dejando caer el material encima de un...
UN SUSTO COMUNITARIO (II)

UN SUSTO COMUNITARIO (II)

UN SUSTO COMUNITARIO II   Amaranta Monterrubio Parte I   Después de la celebración de los XV años de mi tía, la casa de la abuela aún alojaba familiares. El ánimo de festejo no se había extinguido. Aquella noche, en la casa de la abuela, se encontraba ella con sus...