LA SEXTA DIMENSIÓN

FORBIDDEN ZONE

 

Miriam Gálvez

 

 

He admirado a los avispados hermanos Elfman (Richard y Danny) por su bizarra y macabra creatividad que integran a la perfección en la música y el cine. Oingo Boingo: ensayo fehaciente. De los proyectos cinematográficos que más me impactaron cuando era adolescente, así como una de las influencias parteaguas para abrazar el gusto por los filmes 𝘵𝘳𝘢𝘴𝘩𝘺 y de serie B, fue Forbidden Zone (1980), ópera prima de Richard.

Comedia negra ofrenda a los musicales hollywoodenses y cercana en su tiempo a las cepas New Wave. Perversamente sexy, en donde cada de uno de los elementos y personajes denodados (doppelgänger, princesas en topless, hombres amorfos y otros con cabeza de rana) sobreviven en un entorno caótico de ciencia ficción y totalmente fuera de la cordura humana dentro de un hilarante score compuesto por Danny (adorable, interpretando el papel de Satanás),  quien posteriormente daría una gran pirueta a la fama como colaborador de cabecera de Tim Burton.

El título del filme per se es un artilugio lúcido que hace apología de lo marginal con su diseño de arte excéntrico, provocaciones raciales y de género y trasfondos queer tan palpables y a tono con la narrativa. Rodada con muy bajo presupuesto, Elfman destaca ágilmente la falta de éste y se ufana con ello presentando escenografías absurdas y fársicas hechas a propósito con materiales módicos que despuntan enmarcadas a través de la historia

Mientras me adentraba en la “Sexta dimensión”, reconocí a ese personaje bonachón que fue una estrella de la televisión en los ochenta y ostentaba graciosamente el nombre de «Tattoo» en ese programa que en México titularon La isla de la fantasía. Fascinante descubrir al diminuto Hervé Villechaize haciendo un papel poco convencional en pareja con la maravillosa e irreverente «Reina Doris», interpretada por la grandiosa Susan Tyrrell.  Filmada en insigne blanco y negro, pero posteriormente entintada a color con la magia de la tecnología.

Descabellada, atrevida, repulsiva: gran material de culto para los aficionados del camp que disfrutarán los más devotos de filmes dirigidos por John Waters o Bruce LaBruce.

**

AQUÍ puedes ver la versión original.

****

Miriam Gálvez

SuperHeroína coyoacanense. Pseudo aprendiz sibarita. Bakeadicta. Cazadora de imágenes. Pesadilla, malestar creado por la mente enferma de algún noctámbulo en insomnio desesperado.

Instagram

https://www.instagram.com/noirtopia/

Twitter

https://twitter.com/noirtopia

Letterboxd

https://letterboxd.com/Noirtopia/

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar a la autora y a la revista.