RAZONES POR LAS QUE

NO

DEBE GUSTARTE EL CINE DE TERROR

 

Israel Yerena

 

El cine de terror, inexplicablemente, es uno de los géneros más redituables de la industria cinematográfica por alguna razón, y esa, quizás, es debido a que estas películas no son otra cosa más que sustos baratos y simples, un mero momento de entretenimiento para experimentar un rato de miedo en el cine o la sala de tu casa. Sólo eso y nada más.

Por si fuera poco, nunca faltan aquellos fanáticos hasta el tuétano de estas cintas, y yo me pregunto, ¿por qué este tipo de gente se ve tan feliz viendo filmes de este género? Es decir, basta con ver la siguiente lista para darse cuenta que nadie, absolutamente nadie debería de disfrutar cintas que no tienen otra finalidad más que espantar.

TE HARÁS ADICTO A LAS MÁSCARAS

¿Debo explicarlo, acaso? Es decir, ¿quién, en su sano juicio, podría gustar de cintas donde lo único que importa es la sangre y los desmembramientos? Es cosa de locos, no hay nada de divertido en ver cómo las inocentes víctimas mueren atrozmente a manos de un asesino que, obviamente, casi siempre va enmascarado. Es decir, ¿no pueden pensar en algo más original?

Digo, eso del loco con máscara ya pasó de moda, es tan de los 90 o antes, cuando los filmes slashers demostraban la decadencia de la sociedad y sus absurdas reglas morales. Es decir, ¿para qué diablos querríamos ver a la parte más atroz del hombre y sus instintos más sádicos y perversos –representados en el psicópata- vengarse de la parte moralina de la sociedad –representada en las víctimas- y que tantas y tantas imposiciones y restricciones le han puesto a la verdadera naturaleza del ser humano?

No por nada Jason o Michael Myers siempre asesinaban a los pobres adolescentes que lo único malo que hicieron fue tener sexo en una sociedad que les decía que hacer eso era malo. Y claro, después no faltará quien quiera tener máscaras de estos tipos en su habitación.

TE REIRÁS A CARCAJADAS DE LO QUE NO DEBES

Si lo anterior no es para nada divertido, mucho menos lo es el reírte de cosas que se supone no deberías reírte. ¿Dónde quedó el respeto? Y es que en un mundo que cada vez más se esfuerza por tratar de hacer todo tan políticamente correcto y cuadrado, llegan las películas de terror para arruinar el orden.

Nada más incorrecto que ver películas donde vemos cosas como a una ama de casa asesinar a otra mujer con una pierna horneada de pavo (Serial Mom) o ver a pollos gigantes y mutantes devorando a los clientes de un restaurante a manera de venganza (Poultrygesit: Night of the chicken dead). Por si fuera poco, qué decir de ver a un hombre pelear a muerte con su propia mano después de habérsela cortado él mismo (Evil Dead II). Ni qué decir de los cadáveres vivientes de un sacerdote y una enfermera teniendo sexo sobre la mesa en plena “cena familiar zombi” (Braindead). Vamos, ¡hay gente muriendo y mutilada en estas películas, por dios! ¿Cómo pueden reírse de algo así?

HARÁN QUE GASTES DEMASIADO DINERO EN FIGURITAS

Si no hay nada de divertido en las cintas de terror, ¿por qué habría de haberlo en coleccionar figuras de los personajes de éstas? Es decir, están bien hechas, sí, pero te harán gastar un dineral para que puedas comprar una figura por demás detallada, casi una réplica exacta de aquel monstruo, psicópata, zombi o extraterrestre que viste en la película. ¿Qué hay de divertido en tener en tu habitación una miniatura de aquella criatura que tanto te asustó detrás de la pantalla? Además, cuando seas adulto y veas el pequeño monstruo sobre tu repisa, sin duda alguna te va a remitir a la primera vez que miraste la película de aquella figura que, por cierto, habrá aumentado su valor monetario.

TE ACERCARÁN A GENTE AUN MÁS EXTRAÑA

Si no bastaba con ver las películas, te encontrarás con personas que constantemente te estarán recomendando más y más películas que seguramente nunca has visto o, peor aún, se acercarán a ti para que les recomiendes alguna otra. Y es que, ¿qué de divertido puede ser el estar hablando durante horas y horas con alguien más sobre el nuevo estreno de tal o cual película, sobre monstruos en la literatura, asesinos seriales, hechos mórbidos y curiosos, leyendas o cualquier otro hecho que el cine de terror te haya dado a conocer?

POR SIEMPRE TE RECORDARÁN TU INFANCIA

Por si fuera poco, el gran susto que algún monstruo, asesino o juguete poseído te haya hecho pasar durante tu infancia al ver aquella temible película de terror, ya sea mientras te encontrabas a solas en tu cuarto o en compañía de tus mejores amigos de la infancia o, bien, acurrucado en los brazos de tus padres o de tu novia o novio, cuando seas mayor, o quizá viejo, cada vez que pienses en esa película que tanto miedo te dio en tus años de juventud, siempre, siempre, pero absolutamente siempre te hará evocar aquellas escenas en las que sólo eras un pequeño niño y, por supuesto, ¿quién querría algo como eso?

EN FIN…

Que no quede en mí advertirles sobre por qué no ser fan de estas películas, pero si ustedes quieren seguir mirándolas y continuar aprendiendo sobre las leyendas, monstruos, fantasmas, tradiciones y hasta las diferentes y tan atrevidas formas de asustar que tiene cada país en sus propias películas de terror, bueno, pues allá ustedes. Que si disfrutan en conocer cada vez más películas que no han visto y gozar con los nuevos sustos que éstas les provocan, bueno, pues también allá ustedes. Que si disfrutan de reírse de ustedes mismos por haber sido tan miedosos después de haber despertado de la pesadilla que les causó la película de terror que vieron la noche anterior, bueno, pues también allá ustedes. Como dicen por ahí: cada quien su veneno.

****

Carlos Israel Yerena Cruz, 24 años.

Egresado de la carrera de Comunicación de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. 

Contribuyente de la revista electrónica “Encuadres”, escribiendo reseñas y noticias acerca del género de terror.

Titulado mediante la tesis “La masacre de Texas: del asesino histórico al fílmico”.

Amante de los temas tabúes, lo retorcido y lo bizarro, desde muy temprana edad -cuando apenas era un pequeño Ghoul– encontró en el género de terror un refugió en el cual depositar y liberar todos aquellos deseos perversos que crecen hasta en la mente más pura. Sin importar la vertiente, ya sea literaria o cinematográfica, el horror es un género que lo ha sumergido en un mundo que le ha enseñado que, a veces, la belleza más extrema se encuentra en las obras más grotescas.

De estómago curtido principalmente por los filmes slashersel género de horror también le ha demostrado que la mente y la naturaleza del ser humano son, quizá, las fronteras más lejanas y oscuras que nunca terminarán de ser exploradas, pero que piden a gritos que alguien se adentre en ellas. En la literatura, gracias a Lovecraft, ha aprendido que, aunque sea en unas cuantas páginas y en breves oraciones –escritas a veces por las mentes más solitarias e incomprendidas se alberga el horror más profundo de todos, aquel para el que ni siquiera se han creado las palabras ni ojos que sean dignos de describirlo.

¡! ¡Cthulhu fhtagn!

https://www.facebook.com/DeMonstermash/

https://twitter.com/DeMonstermash

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.