BORDER

AFECCIONES IRRACIONALES

 

Miriam Gálvez

 

 

En 2008, Let the Right One In (Tomas Alfredson) —adaptación de la novela homónima escrita por John Ajvide Lindqvist— rompió paradigmas al relatar una historia moderna de vampiros nórdicos con autenticidad contundente. Diez años después, el director iraní Ali Abbasi trajo a la pantalla grande otra crónica de este gran autor que se perfila también para ser un filme devocional: Gräns (Border).

«Cuando una guardia fronteriza con un sexto sentido para identificar a los contrabandistas se encuentra con la primera persona a la que no puede demostrar que es culpable, se ve obligada a enfrentarse a aterradoras revelaciones sobre ella y la humanidad».

Siniestra fábula contemporánea con un guion que desafía cualquier expectativa. Retrata a la perfección la brutalidad terrenal; la inmoralidad que nos hace emitir los más oscuros juicios y cometer aberraciones inimaginables. Aunque el tema se centra en la historia afectiva entre dos personajes de la mitología escandinava que viven entre los hombres, la segunda mitad da un giro insospechado.

Película heterogénea mezcla de fantasía, romanticismo y thriller policíaco que aborda temas escabrosos, como la lucha de las autoridades por desmantelar redes de pedofilia, insertando el tema de una manera no grotesca sino atenuante y sin demeritar el peso que carga en la historia.

Tanto el trabajo del score como de la atmósfera son formidables. Con sonidos orgánicos que acompañan la espléndida fotografía y secuencias explícitas de las afecciones sexuales entre los protagonistas (Tina y Vore): duras y contundentes, pero a la vez de una ternura feroz y desbordante.

Gran trabajo de caracterización. No sólo es increíble por cómo lucen físicamente los intérpretes, también por la idoneidad actoral que explotan al máximo Eva Melander (Tina) y Eero Milonoff (Vore) en el manejo de sus emociones y desnudez de escalofríos.

Tina, personaje íntimo de los más trascendentes en la última década; ser con valores que se esconde en aparente dureza. La sociedad la ha desterrado porque su apariencia no encaja con la de los estereotipos insustanciales y su fuerte evolución a lo largo de la trama la llevará a encontrarse a sí misma,  conocer sus orígenes y hallar el verdadero sentido de pertenencia.

Largometraje complicado de contemplar, sin embargo la recompensa es abrumadora.

 

**

****

Miriam Gálvez

SuperHeroína coyoacanense. Pseudo aprendiz sibarita. Bakeadicta. Cazadora de imágenes. Pesadilla, malestar creado por la mente enferma de algún noctámbulo en insomnio desesperado.

Instagram

https://www.instagram.com/noirtopia/

Twitter

https://twitter.com/noirtopia

Letterboxd

https://letterboxd.com/Noirtopia/

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar a la autora y a la revista.