FANTÁSTICO 2021

SERIES Y PELÍCULAS

 

Libros y cómics

Discos, podcasts y videojuegos

 

Como cada año, le pedimos a nuestr@s autómatas columnistas que nos compartieran las obras fantásticas que más les gustaron y brindaron consuelo en estos tiempos turbulentos.

Dividimos la lista en tres entregas:

1) Libros y cómics

2) Discos, podcasts y videojuegos

3) Series y películas

Adelante, estamos seguros que encontrarás algo que te quitará el aliento.

 

**

PELÍCULAS

Miriam Gálvez

Titane (Julia Ducournau, 2021)

La gran percepción de Ducournau  es pura demencia incandescente realizada por una entraña afectiva contundente.  De esplendor burlesco y agreste, marcando un hito esperanzador en la humanidad que aún no muere.

Last Night in Soho (Wright, 2021)

Si alguien sabe manejar con majestuosidad  las bandas sonoras, es Edgar Wright.  Su eterno romance con la nostalgia nos brindan un cóctel de imágenes apasionantes y seductoras  que  intoxican  el equilibrio que nos mantiene al borde de un hilo rojo delgado entre la cordura del ayer y el hoy, a través del hermoso horror conceptual.

Saint Maud (Rose Glass, 2019)

Sobria paleta de colores que no deja atrás el hermoso efecto de sombras difuminadas que combina a la perfección con el tergiverse y jugueteo que hace con las creencias el demonio que anida en nuestra fémina. Kate es sexual, pero lo repudia y su demonio la penetra en todos los sentidos.  Katie arde por dentro;  Maud, por fuera.

Lamb (Jöhannsson, 2021)

Mientras comparte algo de «cromosomas» temáticos con el horror popular de las historias de A24, el  cuento folclórico genuino nos embruja con aureolas y parábolas sombrías. Las entrañas reemplazan la sensatez: un gran motivo para sentir terror. De lo mejor de 2021.

Willy’s Wonderland (Lewis, 2021)

Sólo puedo decir que ver a Nicholas Cage pelear furiosamente con puppets animatrónicos ha sido… ¡de lo mejor que me pasó en la pandemia! Como un deja-vù sangriento del Showbiz Pizza en los ochenta.

**

Israel Yerena

Caveat (Mc Carthy, 2020)

Maravillosa y aterradora película repleta de escenarios sombríos, una atmósfera claustrofóbica y una trama que más que una historia es un descenso a la locura. Caveat es la mezcla perfecta entre el terror basado en el “jumpscare” y el horror de un mundo insano.

Housebound (Johnstone, 2014)

Película que equilibra el humor negro, el suspenso, la violencia y la sangre con una buena trama. Divertida, ingeniosa y sangrienta, Housebound sería el repugnante pero adorable hijo que tendrían Black Chistmas (2006) y People Under the Stairs (1991) si decidieran consumar el acto amoroso.

Archive (Rothery, 2020)

Cinta como pocas que cuestiona profunda pero brutalmente los límites éticos y morales entre los humanos y las máquinas. Su bajo presupuesto logra tocar las fibras más sensibles del espectador por cuanto más triste y desoladora es su trama. Una maravilla de la ciencia ficción.

Benny Loves You (Holt, 2021)

Un osito de peleche cobra vida y asesina de las formas más brutales a aquellos que se atrevan a molestar a su dueño treintón y fracasado. Graciosa de sobremanera y sangrientamente tierna. ¿Necesitan otro motivo para verla?

Calvaire (du Welz, 2004)

Relacionada con el polémico “nuevo extremismo francés”, Calvaire es un filme sucio, depravado, pervertido y extremadamente incómodo del que los más sensibles en temas como el abuso sexual y la violencia deberían mantenerse alejados. En pocas palabras, una brutalidad que debe verse.

**

Alicia M. Mares

Witcher: Nightmare of the Wolf (Kwang II, 2021)

Una precuela animada de El Brujo, que abarca la legendaria historia de la caída de Kaer Morhen y el trasfondo de Vesemir, entonces un brujo en su prima. Breve, intenso, con pocos personajes, un desenlace intenso y un romance trágico: tiene todo.

 

Dune (Villeneuve, 2021)

A pesar del ritmo extraño y de que no consigue abarcar la filosofía antropológica del libro original, esta película sigue siendo épica y la vastedad de los parajes del desierto hace que valga totalmente la pena. Además, Momoa y Chalamet en la pantalla.

 

Oxygen (Aja, 2021)

Un sci-fi minimalista no apto para los claustrofóbicos, donde Mélanie Laurent se despierta dentro de una cápsula espacial a la cual se le acaba el oxígeno. ¡Y sin memoria! Esta premisa de thriller compensa un poco la lentitud de la primera parte.

 

Love and Monsters (Matthews, 2020)

Bastante divertida. Después de que la radiación de un meteorito volviera gigantes a las bestias de sangre fría, los humanos cayeron de la cadena alimenticia. Un romance subvertido y una aventura donde Dylan O’Brian por fin brilla.

 

El niño que habla con las estrellas (Dianalaura Pérez, 2020)

Este cortometraje nos presentará el luto a través de los ojos de un niño, y narrará cómo a veces los cuentos de hadas son escapes y paliativos para el dolor, mas no un remedio final. Una producción indie y mexicana que vale mucho la pena.

**

Rodrigo Ayala

The Night House (Bruckner, 2021)

Pocas veces la frase “una vuelta de tuerca al tema de las casas embrujadas” resulta real, pero esta cinta dirigida por David Bruckner lo cumple con creces. Rebecca Hall te robará el corazón con su actuación de una mujer atrapada en una espiral sobrenatural después de quedar viuda.

 

Lamb (Jöhannsson, 2021)

¿Qué demonios es Lamb? La respuesta es lo de menos. Es un poco de todo y mucho más. Aquí la experiencia visual y sonora es lo importante. Otra muestra soberbia de que los países del norte de Europa están aportando cosas interesantísimas al plano del fantástico internacional.

 

Io Island (Ki-young, 1977)

El folk horror también se fabrica en Asia y desde hace varios años. Io Island es un gran ejemplo de ello. Esta cinta surcoreana, que tiene como telón de fondo una trama detectivesca, en realidad sirve para retratar el horror social que viven las mujeres de las zonas rurales de Corea.

 

Sleepaway Camp (Hiltzik, 1983)

Si llegas a animarte a ver este semiolvidado slasher ochentero, quizá te preguntes durante más de la mitad qué carajos tiene de especial. Pero aguarda al final… Porque ese final… Oh, por todos los infiernos… Ese final te volverá demente.

**

Aglaia Berlutti

Lamb (Jöhannsson, 2021)

Desoladora, inquietante e inclasificable. Tiene el honor de llevar el absurdo a un verdadero tropo de terror con una elegancia asombrosa. Lo mejor del año en Sitges y, quizá, del cine de terror de la última década.

Censor (Prano Bailey-Bond, 2021)

El terror de lo que ocultan las imágenes más aterradoras termina por cautivar y convertirse en una obsesión para Niamh Algar (Enid Baines) y después, en una condena terrorífica que llega a una nueva dimensión de lo escalofriante.

W lesie dzis nie zasnie nikt (Kowalski, 2020)

Cuando el amor se convierte en horror, comienza un largo trayecto hacia la locura, el miedo y la percepción sobre el absurdo. Una de las grandes sorpresas del nuevo cine polaco de terror y, en especial, de la versión del miedo relacionado con las fantasías oscuras emparentadas con el deseo, la decepción y el miedo.

**

Uggla Horrorwitz

The Innocents (Vogt, 2021)

Una fábula oscura donde la inocencia se mimetiza con la maldad. Imposible no pensar en Carrie, Tenemos que hablar de Kevin, Miss Peregrine y sus niños peculiares, «La belleza es» de Elizabeth Engstrom y «Es una vida buena» de Jerome Bixby, entre otras.

Woodlands Dark and Days Bewitched: A History of Folk Horror (Kier-La Janisse, 2021)

Cuatro horas de revisionismo del Folk Horror: películas, libros, historias y un montón de datos curiosos. Es recomendable verla con pluma y cuaderno y tener tolerancia a la frustración, pues muchas de las películas mencionadas no llegaron a nuestro continente.

Strawberry Mansion (Birney & Audley, 2021)

Sin duda es la película más rara, bizarra, onírica, insólita y emotiva que he visto este año. Lo mejor es llegar a ella sin premisa alguna. Sólo puedo decir que es un cóctel de ficción especulativa, fantasía y deliberadas inconsistencias.

Lamb (Jóhannsson, 2021)

Una fábula oscura que consigue ternura, empatía e incomodidad. Una historia de magia, pérdida y dolor. Una suplantación macabra empalmada con el Krampus y los Huldufólk de Islandia. La moraleja es ver lo que pasa cuando te quedas con algo que no es tuyo.

Last Night in Soho (Wright, 2021)

Una forma diferente de contar una historia que se ha contado muchas veces, una curiosa mezcla entre novela negra y cuento de fantasmas. Imposible no evocar varias películas del giallo italiano, con un soundtrack y fotografía casi impecables.

**

Edna Montes

Este año me regaló dos cosas que me encantan en el cine de horror: debuts de directoras y referencias al giallo.

Malignant (Wan, 2021)

Esta no es una película de terror como tal sino un homenaje delirante al cine de serie B y al giallo con sus colores vivos, jump scares y tramas sin sentido. Juega con las expectativas del espectador, no se toma en serio a sí misma y es ideal si buscas un rato entretenido sin más.

Censor (Prano Bailey-Bond, 2021)

Este año me ha hecho muy feliz con esas ganas de rescatar la estética estridente del cine de horror de los años 70. Censor es uno de esos casos: se mueve entre el pánico moral de los años 80 por los filmes gore y los miedos personales y profundos de la protagonista.

The Power (Corinna Faith, 2021)

Londres enfrenta un clima tenso entre los apagones de 1974. Val, una enfermera, debe trabajar el turno de noche. La película cuenta con una atmósfera inquietante y con terrores sobrenaturales, pero humanos también.

Last Night in Soho (Wright, 2021)

Un homenaje al giallo en toda regla, con actuaciones estupendas y un soundtrack muy apropiado. Esta película nos regala un thriller con elementos sobrenaturales que nos lleva de vuelta a la Londres de los 60, pero también nos recuerda la importancia de vivir en el ahora.

**

Amaranta Castro

The Innocents (Vogt, 2021)

A través de los acontecimientos por los que pasa un grupo de niños en Noruega, la película logra plantear el dilema de la inocencia infantil, su relación con el mal como concepto y la violencia parental.

Hush (Flanagan, 2016)

La historia tiene como protagonista a Maddie, escritora del afamado libro Midnight Mass. Como espectadores carecemos de nuestro oído y nuestra voz para relacionarnos con el contexto. Sin poder escuchar el peligro que se acerca y sin poder gritar por ayuda.

**

Lord Crawen

Candyman (Nia DaCosta, 2021)

Remake, co-escrito y producido por Jordan Peele, de la clásica cinta noventera que no decepciona. Aborda el tema del racismo e injusticia americanos de una forma terrorífica.

Fear Street (Leigh Janiak, 2021)

Trilogía (1994, 1978, 1666) que aborda la historia de una bruja en un poblado y maneja todos los estilos del horror en su existencia.

Halloween Kills (Gordon, 2021)

Michael Myers volvió, pero esta vez con mucha más fuerza y terror. Sin duda, un filme que se necesitaba para que la franquicia tomara el rumbo que una vez soñó Carpenter.

In Search of Darkness II (Weiner, 2020)

Documental que aborda los filmes de los años 80 y algo más. Esta vez más apegado al giallo y a filmes realizados fuera de Hollywood.

The Green Knight (Lowery, 2021)

La historia fantástica de un caballero en busca de una proeza o de su destino. Maravillosa historia de A24 que no queda a deber. ¡Ya hacía falta una historia de fantasía así!

**

Israel Montalvo

Zack Snyder´s Justice League (Snyder, 2021)

Fue gratificante ver la obra tal cual la ideó su creador, algo no muy común en la industria del cine.

Candyman (Nia DaCosta, 2021)

Interesante continuación de la historia de Candyman (1992), que utiliza mucho de los elementos de la película original para darles un nuevo enfoque y ambientarlo en esta época.

**

Miguel Lupián

The Empty Man (Prior, 2020)

Como toda obra destinada al culto, The Empty Man ha tenido que lidiar con las maldiciones de la crítica, de una campaña publicitaria muy deficiente, de la pandemia y del abandono de su casa productora. Aún así, su propuesta es alucinante, con guiños a Beksinski, Ligotti y al terror cósmico. Tenía mucho tiempo que una película no me emocionaba, perturbaba y volaba la cabeza por igual. Ojalá algún día sea revalorada.

Post Mortem (Bergendy, 2020)

Cinta húngara que, a través del perturbador proceso de retratar a los muertos y del folclor regional, reflexiona sobre la muerte y los temores pandémicos (en este caso, gripe española). Tenebrosa, impactante y encantadora. De las mejores películas fantasmales que he visto.

Distancia de rescate (Claudia Llosa, 2021)

A través de una foto preciosista y de las tremendas actuaciones de María Valverde y Dolores Fonzi, se nos cuenta de forma misteriosa y fragmentada cómo se pierde el vínculo entre madre-hijo debido a las extrañas cosas que suceden en un pueblito. Hermosísima adaptación de la increíble novela de Samanta Schweblin (quien co-escribió el guion).

Historia de lo oculto (Ponce, 2020)

Esotérica, alucinante y onírica puesta en escena (en glorioso blanco y negro) con tremendo guion y guiños a Mariana Enríquez. Del creador de la maravillosa serie animada La frecuencia Kirlian.

Les garcons sauvages (Mandico, 2017)

Nuestra columnista Miriam Gálvez me recomendó la obra de este cineasta francés y me voló la cabeza. A través de una espectacular foto, que alterna el glorioso blanco y negro con tonos neón, explora de forma muy creativa la sexualidad, la violencia y el género. “El futuro es una mujer; el futuro es una hechicera”. Es como si mezclaras a Julia Ducournau, Nicolas Winding Refn y Elias Merhige, pero con la narrativa de un poeta decadente. También te recomiendo buscar sus increíbles cortos Boro in the box, La résurrection des natures mortes y Ultra Pulpe.

(Al igual que mis colegas, también amé Lamb, Last Night in Soho, Titane, The Power, Censor, Strawberry Mansion y The Night House)

**

SERIES

Morwenna

Midnight Mass (Netflix, 2021)

Mordaz crítica a la religión católica y sus feligreses. El vehículo: la figura del ser no-muerto más retratado en el cine. Gran serie que se aleja de clichés y ahonda en el horror desde la condición humana.

Locke and Key (Netflix, 2020-2021)

Tres hermanos con un pasado familiar muy peculiar que involucra llaves mágicas ocultas en su enorme mansión heredada. Adaptación del cómic homónimo de Joe Hill con estética y musicalización muy a lo centennial. Perfecta para introducir a los más peques en la narrativa fantástica y maratonear en familia.

Castlevania (Netflix, 2017-2021)

Serie animada del clásico videojuego del mismo nombre. Vampiros, acción y dilemas existenciales en una sola animación. Obra obligada dentro de la mitología Alucardiana que provocará nostalgia entre los fans del videojuego.

**

Edna Montes

Inside Job (Netflix, 2021)

Esta serie animada nos lleva a las entrañas de Cognito Inc., la organización encargada de mantener las teorías conspirativas en secreto y al gobierno de las sombras a cargo de EU. Es una comedia inteligente llena de referencias pop y una narración muy ágil.

Post Mortem: Nadie muere en Skarnes (Netflix, 2021)

En Skarnes, un pequeño pueblo noruego, Live Hallangen vuelve a la vida con una misteriosa sed de sangre. El pavor de la protagonista para tratar de hacer las paces con su nueva naturaleza vampírica se mezcla con un humor negro muy nórdico para hacer las delicias del espectador.

Hellbound (Netflix, 2021)

Unos entes aparecen para arrastrar al «infierno» a algunas personas. Nadie entiende muy bien qué pasa y, en Corea, un culto religioso aprovecha la situación para su propio beneficio. Esta serie recurre al horror para hablar de naturaleza humana de una forma inquietante y muy acertada.

**

Amaranta Castro

Midnight Mass (Netflix, 2021)

Mike Flanagan presenta una miniserie que renueva el género de los vampiros. La historia combina los elementos del terror y lo fantástico con el fuerte espíritu de fanatismo religioso de los personajes.

Servant (Apple TV, 2019)

Una niñera llega a una casa de Filadelfia a cuidar a un bebé reborn para ayudar a la madre con la pérdida de su hijo. La historia transcurre en su totalidad dentro de la casa de los protagonistas sin que el espectador pueda salir apenas unos cuantos metros fuera de la misma.

**

Rubén Espinoza

Inside Job (Netflix, 2021)

Divertida, irónica y llena de referentes al terror, la ciencia ficción y las conspiraciones. Una serie que rápidamente te atrapa desde la animación hasta los guiones. Esperemos que continúe por muchas temporadas más.

**

Israel Montalvo

Chucky (Syfy, 2021)

Don Mancini trae de nuevo a Chucky en esta nueva serie que ha sido toda una revelación, tanto por la calidad de la misma como por su desarrollo.

Invincible (Amazon Prime Video, 2021)

Gran adaptación del cómic homónimo de Robert Kirman que, en apariencia, es una historia típica de superhéroes pero con grandes giros de tuerca que dan una frescura a la serie a comparación de otras enfocadas al mismo tema.

The Witcher, segunda temporada (Netflix, 2021)

Recién estrenada, esta segunda temporada logra estar a la altura de su predecesora.

**

Lord Crawen

Are You Afraid of the Dark? (Nickelodeon, 2019-2021)

El regreso de la saga noventera de Nickelodeon, con tonos mucho más sombríos y con buenas historias del nuevo “club de la media noche”.

The Twilight Zone (CBS, 2019-2020)

Nuevamente Jordan Peele retomando clásicos. Para muchos, con muy poco contenido; para otros, con buenas historias para contar y mejorar.

Dark (Netflix, 2017-2020)

Un cierre inesperado y genial. El final de Dark, en mi caso, no deja cabos sueltos. ¿O tal vez sí?

30 monedas (HBO, 2020)

Álex de la Iglesia crea un mundo lovecraftiano y aterrador en un pequeño poblado de España, donde la iglesia busca una de las últimas monedas con las que Judas venció a Jesús para, así, engrandecer el mito.

Hellbound (Netflix, 2021)

Seis capítulos no son necesarios para explicar esta serie surcoreana. El mayor horror de la humanidad es lo que no conoce e intenta explicarlo bajo los designios de un dios. Pero el hombre no está listo para dejar su naturaleza sádica en tiempos difíciles.

**

Rodrigo Ayala

Midnight Mass (Netflix, 2021)

Mi serie e historia favorita del año. Vaya capacidad de Mike Flanagan para tejer un relato de misterio y terror tan melancólico y profundo. Horror rural y religioso en su máxima potencia que se sirve del fanatismo y otros temas para hacer una radiografía sin consideraciones de la muerte.

**

Miguel Lupián

Equinox (Netflix, 2020-2021)

Basado en un podcast de la misma creadora (Tea Lindeburg), esta miniserie danesa contiene interesantes elementos de folk horror y aborda muy bien tanto la parte psicológica como la sobrenatural, manteniéndote tenso, confundido y maravillado todo el tiempo. Muy en la línea de Black Spot.

Kid Cosmic (Netflix, 2021)

Serie animada en 2D llena de aventuras, aprendizajes y con mucho, mucho corazón. Del creador de Las chicas superpoderosas (Craig McCracken), del estudio de animación de Hilda y con una banda sonora alucinante. Devorarás las dos temporadas.

Katla (Netflix, 2021)

Serie islandesa con espectaculares locaciones que contrastan con un poblado decadente, cubierto de ceniza, donde deambulan personajes rotos. Increíble uso de lo fantástico para explorar la pérdida, el dolor y la resignación. Intrigante y desoladora.

Brand New Cherry Flavor (Netflix, 2021)

Serie perturbadora que te hará recordar a Neon Demon, Starry Eyes y Under the Silver Lake, con una atmósfera y textura a la Too Old to Die Young, con toques de Cronenberg y Raimi, con el humor absurdo de Brautigan y con unos monstruos muy a la Channel Zero (Nick Antosca también la produce). La maravillosa bruja Boro (Catherine Keener) te robará el corazón (y el alma, probablemente).

Squid Game (Netflix, 2021)

Aunque seguramente fue la más vista del año (y por ende la más odiada) y de que hemos visto premisas similares en diferentes formatos, lo que pone muy por encima a esta serie surcoreana es su maravilloso manejo de la emotividad, el gran desarrollo de sus personajes y su alucinante estética. Si no la has visto, piérdele el miedo al mame y dale una oportunidad.

(No las incluyo aquí, porque mis compañeros ya las mencionaron, pero mis series favoritas del año fueron Midnight Mass y la segunda temporada de The Witcher.)

****

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar a los autores y a la revista.