MORAVSKY

 

Uggla Horrorwitz

 

 

 

Cuando se habla de escritoras rusas de terror o literatura fantástica las referencias son muy cortas, nombres como Helena Blavatsky (mejor conocida como Madame Blavatsky), Liudmila Petrushévskaia o Anna Starobinets suelen aparecer; sin embargo, existen otras autoras que son totalmente desconocidas.

En esta ocasión quisiera hablar de la obra de Maria Magdalina Francheska Ludvigovna Moravskaya, quien nació en 1889 en Varsovia. Se desarrolló como poetisa en su país natal. Tras emigrar a América, por cuestiones políticas, se dedicó a la prosa publicando en varias revistas pulp de ciencia ficción, terror y misterio de aquella época. Mejor conocida como Maria Moravsky, fue una escritora prolífica que a sus 16 años publicó su primer poema y era difundida en varios periódicos de Odessa, la ciudad donde residía.

Maria Moravsky

Desde muy joven se movió en diferentes círculos poéticos y, tras la revolución rusa, decidió emigrar a Estados Unidos en busca de una vida mejor. Una vez establecida en América y tras darse cuenta de que la poesía no era bien remunerada, comenzó a escribir en prosa logrando publicar más de 30 relatos cortos en varios periódicos y revistas de la época (como Weird Tales, Ghost Stories, Startling Stories y Strange Stories), incluyendo diversos relatos de género enmarcados en la fantasía, el suspenso, el terror y la ciencia ficción.

Sus primeros relatos estaban más vinculados a la fantasía onírica. Un claro ejemplo es «The Ode to Pegasus» (Weird Tales, noviembre de 1926), relato que juega con el sueño y la vigilia donde el protagonista Eric sueña de manera muy singular, pues realiza paseos nocturnos en caminos etéreos sobre un caballo con alas. Al crecer, Eric deja atrás todas esas visiones oníricas; sin embargo, un día las vuelve a encontrar de la forma en que menos se imagina.

En «The Castle of Tamara» (Weird Tales, abril de 1927) nos cuenta una historia basada en una leyenda del Cáucaso sobre un castillo donde habita una mujer que atrae a los hombres con una hermosa canción, los enamora y después los lanza desde una torre hacia una especie de acantilado donde finalmente mueren. Bajo esta premisa, y jugando con diferentes elementos, Moravsky nos regala un oscuro cuento de hadas que fluctúa entre la narrativa realista y fantástica, y que parece tener conexión con el poema “Tamara” de Mikhail Lermontov, poeta ruso que se inspiró en una vieja leyenda georgiana sobre una princesa de las montañas con forma de sirena y a quien nombró como Reina Tamara.

En «Let me out» (Strange Stories, octubre de 1939) la historia se basa en un hombre que termina recluido en un sanatorio mental tras una serie de macabros acontecimientos derivados de su trabajo en un crematorio.

«Soul of Cello» (Strange Stories, diciembre de 1939) cuenta la historia de un joven quien en una exhibición de instrumentos musicales siente atracción por un violonchelo, pues el instrumento tiene un extraño origen que genera visiones oníricas en quienes lo escuchan. Algunas de las descripciones que realiza recuerdan pasajes de Chambers o Ashton Smith por lo lúgubre de su estilo:

Era una imagen de una ciudad extranjera, con canales en lugar de calles, con altas torres de iglesias y frentes de mármol de palacios bañados por la brillante luz de la luna. Mi ventana parecía estar situada en una torre alta. Pude ver la ciudad soñada a continuación, como desde un rascacielos o un avión.

Sus estrechas calles de agua estaban llenas de delgados botes negros tripulados por hombres morenos con capas de color escarlata. Podía verlos claramente a la luz de innumerables linternas brillantes. Estaban colgados sobre los puentes encorvados y a lo largo de las aceras estrechas, balanceándose sobre el agua, sus reflejos resaltaban en los pálidos arcoíris. (Traducción propia)

Ese apego al instrumento raya en lo insólito y lo extraño que sólo se explica con ese origen desconocido.

«Spider Woman» (Strange Stories, abril de 1940) cuenta la historia de Madame Remizova, una mujer de oficio singular que se dedica a criar arañas para después venderlas como utilería a estudios de filmación. Dado su origen, logra cautivar a sus clientes y admiradores; sin embargo una serie de extrañas desapariciones comienzan a suceder entorno a ella.  Este relato, que consigue hacer una buena amalgama entre la narrativa policiaca que se cobija bajo lo inexplicable, fue traducido al español como «La mujer araña» y publicado en dos revistas de habla hispana: Narraciones Terroríficas (Argentina, 1941) e Historias para no dormir (España, 1969).

«The Hydroponic Monster» (Strange Stories, junio de 1940) es un relato de terror que utiliza elementos de ciencia ficción. Widmer, su protagonista, es un abogado fracasado que descubre un nuevo método para cultivar vegetales tras descubrir el rápido y misterioso crecimiento de una planta debido a un meteoro que cayó en la zona años atrás. Los elementos que retoma Moravsky —como las plantas— fueron utilizados por diferentes autores: H.R. Wakefield, Algernon Blackwood o Nathaniel Hawthorne. Ella misma retomaría dicha temática en su cuentos «Love of Caladiums» y «Green Brothers Take Over». El relato también fue traducido al español como «El monstruo hidrópico» y publicado en las mismas revistas, pero en diferente año: Narraciones Terroríficas (Argentina, 1942) e Historias para no dormir (España, 1971).

«Beyond the Frame» (Weird Tales, julio de 1940) explota el tópico de la pintura y la imagen que puede vivirse de manera casi real por su observador. Es una fantasía épica llena de detalles capaces de transportarnos a otras épocas, un relato digno del imaginario de Dunsany. La historia relata cómo Elena Wolna, una bibliotecaria de origen sueco, descubre una pintura en la que se retratan carruajes escoltando a una niña rumbo a la catedral. Ella termina por sumergirse en la obra, desarrollando una visión fantástica donde se convierte en protagonista y los elementos de la historia cobran vida.  Este tópico lo podemos encontrar en cuentos como «El grabado» de MR James o «El boceto misterioso» de Erckmann-Chatrian.

Siguiendo la misma línea, publica un poema bajo el nombre «Into Fantasy» (Weird Tales, noviembre de 1942), donde nos regala los siguientes versos:

Midnight strikes. An owl hoots

I am sick of hope and delays.

I will brew mandragora roots,

The drug my humdrum days.

«Calling of the Harp» (Startling Stories, julio de 1941) podría interpretarse como su relato cumbre, pues retomó herramientas narrativas que desarrolla en cuentos anteriores logrando una mezcla idónea entre la ciencia ficción y el elemento extraño o sobrenatural y logra mantener el misterio durante toda la trama. El protagonista, Tom Harper, recibe por su cumpleaños un arpa que su esposa compró en una tienda de segunda mano. Sin haber recibido instrucción previa, es capaz de interpretar hermosas melodías. Pero mientras lo hace, tiene visiones que lo transportan a otros tiempos. Junto a su amigo Tolison descubren que no son exclusivas, pues ambos pueden verlas:

—No lo creo —objetó Tom, tratando de organizar sus vagos pensamientos—. He estado leyendo sobre la relatividad. Las dimensiones existen simultáneamente. Es decir, el tiempo se parece más a un espiral que a una línea. No sé quién hizo este arpa, pero ciertamente no es común. Sin tomar una sola lección en mi vida, puedo tocarla como un maestro. Bueno, mi teoría es que los espirales en el tiempo suelen ser estables, pero ciertas cosas, como esta arpa, pueden hacer puentes entre el pasado, el presente y el futuro. Quiero decir, es como apretar el espiral y poder pasar de una época a otra. (Traducción propia.)

 «Lover of Caladiums» gira entorno a un estafador de mujeres solteras y adineradas, quien tiene como hobbie cultivar caladiums, una planta brasileña con motas púrpura. La leyenda cuenta que dichas manchas son pinturas de guerra y son capaces de robar el alma de las personas que mueren cerca de ellas. Moravsky logra desarrollar un relato policiaco —en la línea de la mujer araña— donde incluye un elemento sobrenatural bastante interesante.

Su relato más popular fue «Green Brothers Take Over» (Weird Tales, enero de 1948), incluido en una de las antologías compiladas por Kurt Singer y se tradujo al español por Editorial Bruguera bajo el título «La ocupación de los hermanos verdes».  Este relato cuenta la historia de Roy Taber, un viejo jardinero que ha dedicado 20 años de su vida a crear un pletórico jardín en el patio de su casa llegando a invadir parte de los deshabitados terrenos colindantes. Sin embargo, éstos son comprados por un hombre dedicado a la construcción de vivienda, quien decide deshacerse de todas las plantas que lo habitan, desatando así una serie de sucesos extraños. Taber ha desarrollado un singular vínculo con los seres verdes, quienes comienzan a “boicotear” las nuevas construcciones. Su vecina, la señora Holland, se da cuenta de lo que pasa con las plantas, pues posee una vieja esfera vudú con la que observa lo que sucede mientras cuida a Roy, tomando un papel protector en la historia (tal como lo menciona Sara Light-Waller en su artículo «Heroines of Science Fiction and Fantasy»).

Se considera que existen tres relatos más de estos géneros, sin embargo no he podido localizarlos: «What Was in the Seaman’s Chest?» (Ghost Stories, noviembre de 1928), publicado bajo el seudónimo de Ted Martin; «The Great Release» (Strange Stories, junio de 1939); y «I Am Going to Cracow!»  (Strange Stories, agosto de 1940). Aunque de estas revistas del mundo pulp se han rescatado muchas colecciones, aún existen números perdidos o que al ser tan raros sus precios se vuelven exorbitantes y es difícil conseguirlos.

Moravsky navegó por diferentes derroteros y sorteó las complejidades de escribir en un idioma diferente al natal llevando a buen puerto sus historias. El principal mérito de esta escritora fue haber mezclado diferentes elementos narrativos dentro de sus textos, logrando crear atmósferas muy particulares. Sin embargo, su trabajo ha quedado sepultado junto al de otros autores que publicaron en aquellas revistas pulp y que siguen sin tener el reconocimiento que merecen. Sólo nos queda leer su obra: rescatarla de los libreros del olvido y, por supuesto, recomendarla.

***

Acá pueden leer:

«The Ode to Pegasus»

https://drive.google.com/file/d/1sSXUKrOBttRUod4F6JQ_YheAw2kKupdG/view?usp=sharing

*

«The Castle of Tamara»

https://drive.google.com/file/d/1PuacTV6aK7_I9iZsZaplRE1m3RA8IoIY/view?usp=sharing

*

«Let me out»

https://drive.google.com/file/d/1AA_z6HAMczd1_N0DIXqJ4ckxGzuERDFu/view?usp=sharing

*

«Soul of Cello»

https://drive.google.com/file/d/1G1f2dYWM6myjRuAulqd1d-W1o0ciua1V/view?usp=sharing

*

«Spider Woman»

En ingles:

https://drive.google.com/file/d/1nnZvCBGa9_HCErWryNDhpP3zW9sH4DCV/view?usp=sharing

En español:

https://drive.google.com/file/d/1EbcYC3hM0nkCE7B8lrM30T_WwKPNkIYC/view?usp=sharing

 

*

«Beyond the Frame»

https://drive.google.com/file/d/1bjVaomj97aDdYnExpijvtSBfDiSa2JXT/view?usp=sharing

*

«Into Fantasy»

https://drive.google.com/file/d/1-siiw21_MAYwyy7COFvkXUraMe7efRoo/view?usp=sharing

*

«The Hydroponic Monster»

Inglés:

https://drive.google.com/file/d/1rtgxRvhbI0B2viy1oraWm0-zR1riA2ux/view?usp=sharing

Español:

https://drive.google.com/file/d/1W9n_efwS6nnMIPpI1qe3rgXk0_yxASVD/view?usp=sharing

*

«Calling of the Harp»

https://drive.google.com/file/d/14PyVQycCVy3yj2jB-wr-Ovo63SDJSImS/view?usp=sharing

*

«Lover of Caladiums»

https://drive.google.com/file/d/14PyVQycCVy3yj2jB-wr-Ovo63SDJSImS/view?usp=sharing

*

«Green Brothers Take Over»

Inglés:

https://drive.google.com/file/d/1s35c4P-Zx7nTZcmizOAKpXH0S3MHhTQP/view?usp=sharing

Español:

https://drive.google.com/file/d/1Zmjfav4sV1HQ6qPixyeqr1cyDEC5RFTK/view?usp=sharing

**

Sitios consultados:

https://tellersofweirdtales.blogspot.com/2012/01/maria-moravsky-1889-1947.html

https://classicmusica.blogspot.com/2012/06/balakirev-tamara.html

http://www.pulpfest.com/2019/07/heroines-of-science-fiction-and-fantasy/

****

Uggla Horrorwitz

Lector compulsivo de terror y fantasía. A veces escribe sobre las pesadillas que aún no ha tenido,

pero que tanto le gustaría que lo aterraran.

https://traeum-suess.blogspot.mx/

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.