PSICÓPATAS EN SERIO

 

asesinos seriales en el cine

 

Israel Yerena

 

 

Son pocos quienes dudan que el slasher es uno de los subgéneros más importantes en el terror. Tan relevante es que representó el mayor auge que el género ha tenido -de los años 70 hasta mediados de los 90-, donde se presentaron historias por demás interesantes y atrevidas. Además, fue en esta época cuando las cintas adquirieron el que es, quizá, su elemento más característico: el gore.

Sin embargo, ¿por qué el slasher es tan llamativo? Podría no ser sólo por el gore, tampoco por sus historias mórbidas ni por todos aquellos elementos clichés (ya saben, la rubia tonta, el tipo de raza negra que muere al final, el auto que no arranca, la chica virgen que llega para salvar el día, etc.), sino por esos personajes tanto más monstruosos cuanto más humanos son: los psicópatas.

En vértebras pasadas hemos dejado claro cuál es el rol de estos personajes (pues no sólo fungen como asesinos) y por qué son tan interesantes. Así que esta vez enfoquémonos en algo más crudo pues, como dijimos, estos asesinos son más peligrosos mientras más humanos son, pero también más letales conforme más más reales se presentan; tan reales que pueden tocar, respirar y matar…en la vida real.

Así, les presentamos el caso de algunos asesinos seriales cuya vida fue plasmada en la pantalla grande. Antes que nada, debemos saber que hay algunas diferencias entre un asesino “normal” y uno “serial”. Por ejemplo, el “serial” debe matar por lo menos a tres personas en un periodo de 30 días o más y con un periodo de “descanso” entre cada asesinato. Esto lo diferencia de un “asesino en masa” y un “asesino relámpago” (de ellos hablaremos en otra vértebra).

Aquí un ejemplo de ellos:

*

Zodiaco (2007)

“Zodiaco”, como él mismo se hacía llamar, fue un asesino serial cuya identidad aún es desconocida. Se sabe que mató a cuatro hombres y tres mujeres entre 1968 y 1969, aunque en una carta él mismo asegura que es responsable de 37 homicidios.

La película dirigida por David Fincher retrata el intento de la policía para dar con este asesino, quien se caracterizaba por enviar cartas y mensajes cifrados a los periódicos.

*

Las Poquianchis (1976)

Esta película mexicana dirigida por Felipe Cazals está basada en el caso de las hermanas Gonzáles Valenzuela, quienes estaban a cargo de varios burdeles en San Francisco del Rincón, Guanajuato. Las cuatro mujeres fueron responsables de 91 muertes entre sexoservidoras, clientes y los bebés de sus empleadas; sin embargo, se piensa que pudieron ser más de 150 personas.

*

Monster (2003)

Charlize Theron se hizo acreedora de un Oscar por haber interpretado a Aileen Wuornos en esta cinta dirigida por Patty Jenkins. Monster presenta la historia de una mujer que, en venganza de todos los abusos físicos y sexuales que sufrió en su vida, asesinó a siete hombres entre 1989 y 1990.

*

Ed Gein (2002)

Chuck Parello es el responsable de esta cinta, una biografía del asesino Ed Gein, quien se caracterizó por estar obsesionado con su madre; su muerte lo orilló a robar cadáveres del cementerio y con su piel recubrió varios muebles y confeccionó algunas prendas de vestir y diversos aditamentos, entre los que se encontraban máscaras hechas de rostros humanos.

Aunque Ed sólo asesinó a dos mujeres, su caso nos sirve de ejemplo para saber la diferencia entre estas dos categorías, demostrando que no todo famoso asesino es serial.

*

Ted Bundy (2002)

Ted Bundy no sólo ha sido uno de los asesinos seriales más reconocidos en el mundo, sino también uno de los más queridos por sus fanáticos. Aun preso, continuaba recibiendo cartas de sus admiradoras; en parte, su carisma y el ser un hombre atractivo lo ayudó a hacerse de un gran séquito de seguidores.

Declaró haber asesinado a 28 mujeres, pero sólo se le comprobó el homicidio de 14 de ellas, aunque algunos analistas creen que el número de víctimas pudo ser mucho mayor. Esta cinta de Matthew Bright retrata algunos crímenes de Bundy.

*

Gacy (2003)

Fue estrenada en 2003 bajo la dirección de Clive Saunders. La cinta nos presenta la historia de John Wayne Gacy, otro de los asesinos más famosos de EU (tan así, que hay quienes aseguran que fue la inspiración para que Stephen King creara el personaje de Pennywise en su novela IT).

La película muestra los crímenes que Gacy llevó a cabo durante años. Este hombre era conocido por ser un ciudadano dedicado a su familia y al beneficio de su comunidad. Pero no sólo eso, pues su buen corazón era tan grande que gustaba de disfrazarse de payaso para alegrar a los niños en hospitales y fiestas infantiles.

Lo que nadie sospechaba era que su jardín estaba repleto de los cuerpos de 26 hombres de un total de 33 de sus víctimas, a quienes torturó y violó antes de asesinarlos.

*

Jeffrey Dhamer (varias)

Jeffrey Dhamer, mejor conocido como “El caníbal de Milwaukee”, ha sido uno de los asesinos seriales más célebres en los EU, pues sus crímenes iban desde el torturar a homosexuales (como verterles ácido en el cerebro) hasta llegar a canibalizar los cadáveres y practicar la necrofilia. Fue responsable del asesinato de 17 hombres en un lapso de 1978 a 1991.

Sobre este personaje se han grabado varias cintas, algunos títulos son: Dhamer (2002), Raising Jeffrey Dhamer (2006), The Secret Life: Jeffrey Dhamer (1993), Jeff (2012) y la más reciente My Friend Dhamer, dirigida por Marc Meyers y basada en la novela gráfica del mismo nombre.

*

Citizen X (1995)

Filme dirigido por Chris Gerolmo que se estrenó directo en televisión. La cinta está basada en la historia real de Andrei Chikatilo, conocido como “El carnicero de Rostov”, quien asesinó a 52 mujeres y niños en un periodo de 1978 a 1990, considerado así el peor asesino en serie y caníbal de la Unión Soviética.

**

Carlos Israel Yerena Cruz, 24 años.

Egresado de la carrera de Comunicación de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. 

Contribuyente de la revista electrónica “Encuadres”, escribiendo reseñas y noticias acerca del género de terror.

Titulado mediante la tesis “La masacre de Texas: del asesino histórico al fílmico”.

Amante de los temas tabúes, lo retorcido y lo bizarro, desde muy temprana edad -cuando apenas era un pequeño Ghoul– encontró en el género de terror un refugió en el cual depositar y liberar todos aquellos deseos perversos que crecen hasta en la mente más pura. Sin importar la vertiente, ya sea literaria o cinematográfica, el horror es un género que lo ha sumergido en un mundo que le ha enseñado que, a veces, la belleza más extrema se encuentra en las obras más grotescas.

De estómago curtido principalmente por los filmes slashersel género de horror también le ha demostrado que la mente y la naturaleza del ser humano son, quizá, las fronteras más lejanas y oscuras que nunca terminarán de ser exploradas, pero que piden a gritos que alguien se adentre en ellas. En la literatura, gracias a Lovecraft, ha aprendido que, aunque sea en unas cuantas páginas y en breves oraciones –escritas a veces por las mentes más solitarias e incomprendidas se alberga el horror más profundo de todos, aquel para el que ni siquiera se han creado las palabras ni ojos que sean dignos de describirlo.

¡! ¡Cthulhu fhtagn!

https://www.facebook.com/DeMonstermash/

https://twitter.com/DeMonstermash

 

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.