EL MUNDO NO ES UN SITIO SEGURO

Reseña al libro Padre e hijo de Larry Brown

 

Lord Crawen

 

Nuestro planeta gira y se traslada en un espacio invisible sin siquiera tomar en cuenta a sus habitantes; es algo que al parecer no va a detenerse. Este mundo, habitado en una mayor cantidad por seres humanos, hoy se ha vuelto un sitio casi intransitable por los mismos, perjudicando a las masas mismas del planeta.

Con este planteamiento, los hogares para algunos de estos seres humanos se han convertido en un refugio seguro; para otros, una pesadilla que no termina en cuanto crucen la puerta, debido a que no hay hacia dónde trasladarse.

Hace un tiempo en este espacio platiqué sobre un libro titulado El hielo en el fin del mundo, escrito por Mark Richard, de la editorial Dirty Works. En aquel trabajo Richard planteó una problemática social desenvuelta en uno de los escenarios menos imaginados que el hombre pudiese habitar: una zona pantanosa conocida como “el Bayou”, en los Estados Unidos.

Las tierras americanas contienen, para muchos habitantes de otras tierras, un sueño económico, equidistante de su realidad; un gran número de personas busca la manera de llegar a esa tierra para poder vivir “el sueño americano”, una de las mentiras más grandes en la actual economía mundial. Dentro de estos territorios es donde la clase marginada (americana o no) debe desentrañar su realidad para convertirla en dicho sueño, aunque muchas veces nada de esto ocurre y las pesadillas se transportan a una terrible realidad en cada uno de sus habitantes.

En esta ocasión, a mis manos llegó un libro de la misma editorial (a la cual empiezo a tenerle cariño por la calidad de sus textos, real y cruel al mismo tiempo). Cuando uno llega al final de dichas historias, la realidad deja de ser lo plasmado en el papel y nos convierte en cómplices del autor.

Entrando brevemente en la reseña del título Padre e hijo, nos encontramos con un prólogo escrito por Mark Richard hacia Larry Brown. En las primeras líneas nos transmite la difícil situación de este oficio, los intentos por colocar una buena historia sobre el papel y que esta ocupe un espacio en las principales estanterías de alguna librería. Esta introducción es una carta para todos los colegas en las letras.

Un detalle muy interesante en sus primeras páginas, y antes de comenzar a leer, es el dibujo de una lata de cerveza con el nombre de la editorial, donde podemos ver el típico paisaje americano: una casa construida con madera, un techado y el bosque al fondo. Esta misma imagen transmite en parte de lo que trata el libro y, si son un poco más investigadores, este dibujo transmite también que la historia se va a desarrollar entre las décadas de los 60 y 70 en las tierras cercanas al lago Mississippi. El paraíso mental de mucha gente se reintegra con esa imagen, pero conforme se adentran en la lectura se darán cuenta que nada es como se dibuja (o como lo pintan, por el dicho conocido).

El personaje principal es Glen Davis, un joven que ha salido de prisión tras un dudoso caso de homicidio en el que se vio envuelto y condenado al final del juicio. Al volver al sitio donde nació, comienzan sus problemas porque su madre ha fallecido. Para empeorar la situación, a su padre le ha importado poco el lugar de descanso de la misma y nunca dio aviso a su hijo de esta situación.

Se encontrará también en el pueblo con sus medios hermanos y con su ex pareja, la cual tiene un hijo de Glen, pero este no lo reconoce como tal.

La trama es lenta, cada personaje tiene su momento; explica sus motivos de existencia y de vida en esa parte de Norteamérica, los problemas que conlleva cargar con la familia y con trabajos locales, los cuales no son siempre los mejores y de buena paga. El pueblo mismo busca ayudarse entre sí, pero, como se ha visto en la historia, no siempre resulta de buena forma.

Glen Davis es un personaje de la vida real americana (o pueden transportarlo a cualquier parte del mundo) por ser un tipo despreocupado, sediento de cerveza, con la mente a mil por hora al igual que los sentimientos, y su razón lo traiciona. No tiene un motivo para continuar en la vida, excepto que satisfacer sus propios placeres.

Como su título lo dice, el libro aborda todos los tipos de paternidad existente. El sexo masculino tiende a entablar conversaciones y actos al afrontar el papel de paternidad: algunos crían hijos a su modo, otros abandonan a la familia para criar una segunda o tercera oportunidad, algunos llegan a esos hogares a recuperar el lazo familiar, otros que desconocen por completo a sus hijos y, finalmente, el papel del abuelo como una figura paterna cuando el padre ha estado ausente.

Larry Brown

El final de esta novela se divide en tres partes.

Primero nos encontramos con el final de la historia de Glen Davis, el cual da para que ustedes imaginen el coloquio entre los personajes envueltos.

Segundo, el diseñador de la lata del principio nos muestra ahora el dibujo de una lata aplastada, la cual da a entender cómo es que termina todo.

Por último, una muy breve semblanza de Larry Brown. Esta misma hace que el corazón de los lectores y futuros escritores sienta un vacío que difícilmente podrá llenar.

No quiero ahondar en detalles respecto a la novela, pero consíganla a la brevedad y, como yo, descubran que este mundo es cada día más real y sombrío incluso en nuestros hogares o lugares cercanos a él.

Una vez que lo encuentren, recuerden revisar los estantes: puede que otro título más crudo salte hasta sus manos y complementen la escritura.

Excelentes pesadillas a todos.

****

Jezreel Fuentes Franco (Lord Crawen) nació el 29 de junio de 1986 en la Ciudad de México. Estudió Ingeniería en Comunicaciones y Electrónica en el Instituto Politécnico Nacional. Su pasión por la literatura y la música lo lleva a formar parte del taller de creación literaria impartido por el profesor Julián Castruita Morán y Alejandro Arzate Galván. Participante de Concursos Interpolitécnicos de Lectura en Voz Alta, Declamación, Cuento y Poesía. En 2014 es finalista del Concurso Interpolitécnico de Declamación. Participó en 4 obras de teatro de improvisación, las cuales fueron presentadas en los auditorios de la Escuela Superior de Ingeniería Textil y en el Cecyt 15. Ha realizado ponencias en eventos de «Literatura del horror” en el auditorio del centro cultural Jaime Torres Bodet. Actualmente publica en El nahual errante y Sombra del aire, ambas revistas de corte virtual.

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.