THANKSGIVING / VIERNES NEGRO

el gore y el slasher regresan a su época dorada

 

Israel Yerena

 

Quizá ninguna película ha esperado tanto para su estreno en cines desde el lanzamiento de su (falso) tráiler como Thanksgiving (Viernes negro, 2023) lo ha hecho, pues fue desde 2007 cuando vimos el primer adelanto de esta cinta slasher dentro del proyecto Grindhouse. La pregunta es: ¿valió la pena tanta espera por esta nueva obra del maestro Eli Roth? La respuesta es fácil: valió cada segundo, ¡porque el gore y el terror ochentero están de vuelta!

*

Falso póster

*

Varios amigos comienzan a ser brutal y casi depravadamente asesinados a manos de un misterioso psicópata, quien parece tener una extraña fijación con cada uno de ellos por una razón desconocida. Debido a que el asesino podría ser cualquiera, todos deberán hacer frente a sus demonios y sus secretos para descubrir al responsable.

*

*

Eli Roth, uno de los directores contemporáneos más queridos por los fans del terror (pero también uno de los cineastas con más altibajos en su filmografía), se hace presente una vez más y, por fortuna, esta vez con uno de sus trabajos mejor logrados. Thanksgiving es simple y sencillamente un deleite para los amantes del cine de matanzas.

*

Eli Roth

*

Y es que en una época donde pareciera que el terror debe ser profundo, reflexivo y cuasi artístico (¿no siempre lo ha sido?) gracias al mal y recientemente llamado “terror elevado”, el señor Roth nos recuerda que el género tuvo su época dorada gracias a unos cuantos y sencillos elementos: sangre, dolor, torturas, asesinos enmascarados y masacres… muchas, pero muchas masacres.

En pocas palabras: esta cinta es eso y nada más, es decir, un slasher al 100%. Aquí no hay giros rebuscados, tampoco significados ni trasfondos pretenciosos; mucho menos moralejas políticas ni discursos sociales o de denuncia (¡bendito sea el señor!). Por el contrario, sólo hay cuchilladas, asesinatos ingeniosos y divertidos, momentos absurdos pero también momentos explícitos y, sí, esto último conlleva una grata cantidad de gore y, por ende, también un par de secuencias políticamente incorrectas (¡doblemente bendito sea el señor!).

*

*

Entrando de lleno al elemento dolor pero sin dar spoilers, Viernes negro (como se le tituló en español) tiene muy buenas escenas de laceraciones, cuerpos mutilados y torturas ciertamente interesantes. Sin embargo, aunque recrea fielmente una que otra secuencia vista en su crudísimo falso tráiler del 2007, también hay otros momentos clave de aquel adelanto que se quedan un poco cortos y que fueron mucho más interesantes y arriesgados en aquel metraje de poco menos de tres minutos de duración.

*

*

No por ello deja de ser una de las mejores propuestas de años recientes, ya que a pesar de ser actual recuerda de principio a fin un producto ochentero en toda la extensión del concepto, desde su trama cliché hasta la textura de cada fotograma. Además, merece aplaudirse la manera en que Roth pudo expandir y respetar la historia que ya conocíamos para convertirla en una película que nos recuerda que, por mucho que el género evolucione, el slasher siempre será uno de los pilares más fuertes (y quizás el más conocido) del cine de terror.

**

El falso tráiler:

**

El nuevo tráiler:

 

***

En cines mexicanos a partir del 30 de noviembre.

****

Carlos Israel Yerena Cruz

Egresado de la carrera de Comunicación de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. 

Contribuyente de la revista electrónica “Encuadres”, escribiendo reseñas y noticias acerca del género de terror.

Titulado mediante la tesis La masacre de Texas: del asesino histórico al fílmico.

Amante de los temas tabúes, lo retorcido y lo bizarro, desde muy temprana edad -cuando apenas era un pequeño Ghoul– encontró en el género de terror un refugió en el cual depositar y liberar todos aquellos deseos perversos que crecen hasta en la mente más pura. Sin importar la vertiente, ya sea literaria o cinematográfica, el horror es un género que lo ha sumergido en un mundo que le ha enseñado que, a veces, la belleza más extrema se encuentra en las obras más grotescas.

De estómago curtido principalmente por los filmes slashersel género de horror también le ha demostrado que la mente y la naturaleza del ser humano son, quizá, las fronteras más lejanas y oscuras que nunca terminarán de ser exploradas, pero que piden a gritos que alguien se adentre en ellas. En la literatura, gracias a Lovecraft, ha aprendido que, aunque sea en unas cuantas páginas y en breves oraciones –escritas a veces por las mentes más solitarias e incomprendidas se alberga el horror más profundo de todos, aquel para el que ni siquiera se han creado las palabras ni ojos que sean dignos de describirlo.

¡! ¡Cthulhu fhtagn!

https://www.facebook.com/DeMonstermash/

¡LLÉVATELO!

Sólo no lucres con él y no olvides citar al autor y a la revista.